Mostrando entradas con la etiqueta viaje. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta viaje. Mostrar todas las entradas

25/5/18

De Viaje Viejo

De Viaje Viejo

 Tomando en cuenta de que cada vez estoy más raro y que ya
viene la película Maikol Yordan 2 (¡cómo no me costó ver la uno!)
creo que ya les he dicho que me hace daño viajar… con esto de
que dicen en feisbuc que se debe viajar y conocer y disfrutar y
uno sin un cinco entre la bolsa… aparte de andar con las bolsas
al revés, también soy pobre… y como el carro se mesviruló hace
como dos años, ando en bus pa’ rriba y pa’ bajo y me mareo toítico
y es que no es porque ya esté viejo, es que toda la vida he sido
así, recuerdo cuando mi tata me llevaba a Chepe tenía que llevar
desas bolsas de diez kilos que daban en el estanco, y yo la llenaba
gomitando… luego inventaron las dramamines, pero como no
sabía pornunciarla… porno… pronsuniar… llamarla! iba a la
farmacia y pedía: una pastilla pa gomitar y el farmatecario me
decía: para eso, métase el dedo… y yo: pero yo se lo pedí en
buen modo! ahh, que me meta el dedo pacer gomitas… no, no
que me de una pastilla pal bus… y el tipo se reía, porque nunca
había visto un bus tomando pastillas… que no! que una pastilla
pa viajar! ahhhh… y sacaba una “éxtasis”… yo creo que luego
cayó la policía ahí (a comprar éxtasis) y cerraron la farmacia…
con la dramamine me hacía un verdadero viaje, me jartaba una
y no vomitaba, pero andaba como un zombi muerto tól día…
una vez fui a la costa y me subieron a una panga… (yo creí que
era una mala palabra y ya miba a agarrar con el desgraciao) en
eso, me aclararon que se trataba de una lanchilla pequeña que
teníamos que cruzar un “estero” yo les dije que mi “estero” tenía
bandeja para cinco discos pero que no se “enviajaba” con esas
pastillas pa’ viajar que tanto mencionan… al final del cuento me
marié con solo cruzar un kilómetro en panga… que no se dice
kilómetro, en el mar se mide con nudos (como el nudo que tenía
yo en la garganta) y yo que creí que “en el mar la vida era más
sabrosa…” en esa ocasión me ocurrió una aventura que merece
una calumnia aparte, luego (si mea… cuerdo) les cuento… la
cuestión es que, en los buses, con esos olores, bamboleos y
apretones que le dan a uno, si no llega gomitado, llega todo
excitado (buscando la palabra “exit” pa’ salir) y eso es lo que me
toca tós los días de la vida, solo para venir a escribirles estas
tonteras los viernes… (o cualquier día) ah, no, que también es
que trabajo en otro pueblo diferente al mío y tengo que despeda…
desespera… desplazarme! (quitarme la plaza) hasta acá… y
ya hace bastantes años que lo hago (venir a presentarme al brete)
para poder sobrebeber… digo, sobrevivir… por eso es que ya me
voy sintiendo viejo y gastao y empiezo a chochear… 


13/4/18

Filosofías Modernas


Filosofías Modernas

 “Esta juventú de ahora está perdida” creo que esa frase la
dijo el primer adulto que tuvo un hijo en la historia… hará ya
bastantes siglos… y se sigue repitiendo, cada generación
considera “perdida” a la siguiente, siendo que con los medios
(y enteros) de comunicación actuales más bien se han estado
encontrando… hay mucha tendencia que aparece y desaparece
conforme se vaya probando, si sirve se queda (la mayoría de
las veces no) si no funciona se olvida y se inventa otra tontera
con la cual intentar controlar, la gente piensa que lo que ciega
es el poder… pero en mi caso es el astigmatismo… y aún con
poca visión (literalmente) he visto mucha frase en las sedes
rociales (rociales algún insecticida pa que se mueran) que
tiende a conllevar por los caminos del liberalismo y del ya
consabido mevaleverguismo, que para mí está bien, solo que
con algunas limitantes ¿qué digo algunas? muchas limitantes
por ejemplo ese: “viaja; el dinero se recupera, el tiempo no”
¿qué clase de estupidez es esa? ¿Cómo voa viajar si no tengo
plata? ¿y como hago plata sin invertir tiempo? ¿y como no
se “pierde” el tiempo? el tiempo igual se pierde hagas lo que
hagas… y el dinero… también… o sea, soy un vago, que por
no querer perder el tiempo me voy de viaje (de viaje loco) y
llego al aeropuerto más cercano y pido un boleto pa las
perímedes degipto… porque no quiero desperdiciar el tiempo
y sin un cinco entre la bolsa, porque el dinero se recupera…
no, mi chiquito, el dinero no se recupera, está tan grave que
no tiene salvación y ni pa’ comprarle el ataúd alcanzó…
¿acaso las agencias de viajes lo ven a uno venir y le dicen:
tome el pasaje de gratis a las cataratas del Ñágara porque
de por sí, el dinero se recupera, la generosidad no? entonces
dejen de inculcar la vagancia y la tranquilosidad y motiven a
los jóvenes a primero buscarse un medio para generar
dividendos y luego ya si quieren que lo gasten yendo de
safari (o de safados) a África pero que no tenga que ser a
costillas de uno, porque el dinero NO se recupera… entiendan
y también vuelvo con el tema de la zona de confort, siguen
con la misma majadería de que si uno está a gusto, debe
salir… que salgan ellos, que parece que les pica el culo y
no se quedan queditos… yo estoy muy bien aquí en mi
humilde burbuja… (la plata no alcanza ni pa viajar al pueblo
más cercano, pero igual, no me hace falta…) con tanto
filoséfalo que ve uno en feisbuc hasta da pereza tener la
posibilidad de topárselos en la calle… yo ya no ando en
busca de aventuras por el vecindario… (nunca anduve,
menos ahora) así que dejen los consejos y sus filosofías
con el 90% de descuento (o sea, muy baratas) para los
que aún creen en la humanidá, pero más que nada en ellos
mismos, que no se quede dónde está y persiga sus sueños
mi sueño era soñar, por eso hago lo posible por quedarme
durmiendo… buenas noches…





24/2/17

El “Chunchereco” Del Tiempo (¿Última Parte?)

El “Chunchereco” Del Tiempo (¿Última Parte?)

-Se chuncherequió el chunche…
-Se jodió el coso…
-¿Y ahora que hacemos?
-Yo que voa saber, usté es el eisperto…
-Pero Ruperto no vino…
-¿Cuál Ruperto?
-El de recursos humanos
 No se sabía quién decía cada línea, pues estaba todo oscuro
al parecer, habían manipulado (yo he comido maní salado,
maní garapiñao, hasta maní encascarao… pero nunca maní
pulado) mal el artefacto, que de ipsofacto echó chispas y
se apagó… dejándolos en la más completa oscuridá oscura
-No funciona- insistía Ramiro
-Pues dele un tortazo como esos que le pega a la compu
cuando se le pone en negro el monitor
-Ya, lo he golpeado varias veces y no anda… me da miedo
esbaratarlo…
-Deme acá…
 Y Jorge agarrándolo contra el supuesto suelo lo azotó
hasta que echó mas chispitas…
-Lo que yo me pregunto es ¿Dónde estaremos?- dijo Ramiro
-Y llevamos varios siglos sin comer, se nos pasó la hora de
almuerzo… hasta nos perdimos la chicharronera de Roma
cuando tostaron a los cristianos…
-¿Los seguidores de Cristina?
-No no, los seguidores de…
 Y en eso, el chunche alumbró… alumbró la estancia donde
se encontraban, era una especie de habitación muy amplia
de la que no podían verse los límites pues la blancura que
proyectaba deslumbraba la vista, ya saben, como esas que
siempre aparecen en las películas…
 En eso aparece un ser, vestido con una toga al estilo nudis…
digo, budista… el tipo no era muy grande que digamos y
mirando a los recién llegados (bueno, ni tan recién: llevaban
varias horas ahí) les dijo:
-Ustedes han roto el natural desarrollo del continuo espacio
tiempo.
 Jorge y Ramiro se asustaron muchísimo, quien sabe en qué
embrollo se habían metido y no pidieron permiso en el
trabajo… y menos a sus esposas (a las suyas no, lector, a las
de ellos)
-Pero les diré algo- continuó el extraño -son solo unos pobres
principiantes, yo soy el amo del tiempo, infalible, inescrutable
invencible, imposible de engañar, todopoderoso y omnisciente
(lo que pasa es que ese chunchereco que tienen ustedes se me
había perdío en un descuido)
-¿Lo podrá reparar, señor? preguntó tímidamente Ramiro
-A ver- dijo el pequeño anfitrión tomando el maltratado
artilugio y revisándolo
Luego de un rato de batallar anunció:
-Yastá… era que se le había metido una cucaracha y le quemó
la fuente de poder.
-Con razón olía tan feo, yo creí que habíamos llegado al mismo
infierno- dijo Jorge
-¿Al mismo, qué, hay otro?- dijo Ramiro
-Por cierto, mi nombre es Tufemo
-¿Tu enfermo? ¿cómo?
 Tufemo puso los ojos en blanco al estilo de Tony Stark en los
memes…
-Eso no importa, ahora lo que debemos hacer es intentar
devolverlos a ustedes a su tiempo de origen ¿de cual año
vienen?
-Yo llegué hasta octavo de preparatoria- confesó Ramiro
-Y yo saqué noveno, pero no pude estudiar más por falta
de presupuesto- dijo Jorge
-O por falta de cerebro- les increpó Tufemo
-Ya sabía yo, que mi mamá no me decía toda la verdad…
-¡Bueno, ya! vamos a utilizar este enorme avance tecnológico
y científico para realizar el viaje… ahora, unos pases mágicos…
-¿Y si mejor viajamos al futuro?- sugirió Jorge
 Todos se quedaron pensativos… hasta que Tufemo dijo resuelto
(suelto dos veces):
-No… esto implicaría una cuarta parte y ya el autor no tiene ni
puta idea de qué más escribir.
 Y los devolvió a la aburrida oficina de donde habían salido, para
que se ganen el pan de cada día como usté o como yo (y si no
como yo, me quedo con hambre)
Habrán notado que a esta historia le falta una parte (o varias (las
esposas de los ovarios)) pero eso queda para una secuela-precuela
y hacer igual que “Rogue Güan” saber qué pasó en determinado
lapso de tiempo  (o sería mejor no saber)


15/12/16

El “Chunchereco” Del Tiempo (Penúltima Parte)

El “Chunchereco” Del Tiempo (Penúltima Parte)


 Quedamos la semana pasada… (o más bien, hace mas
de quince años) con nuestros amigos (bueno, no sé
si serán amigos suyos, pero míos no son) en un estado
de total estupefaccionamiento… pues al parecer con
el chunche que Jorge se había encontrado en su no muy
limpio escritorio se habían devuelto en el tiempo sin
saber como, ahora se dedicaban a realizar conjeturas
¿con qué realizaban dichas conjeturas? pues con un
“conjeto” que es el artefacto que se usa para dichas
parafernalias… que en realidad no servían de nada…
-Lo que debemos hacer es aprender como se usa eso
y aprovecharlo- dijo Ramiro
-¿Pero como aprovecharlo, en qué forma?
No sé, tal vez regresar más en el tiempo y matar a los
papás de don omar o dadi yanqui y que no inventen
el reguetón…
-Eso es una buena idea… pero a mi me gusta el reguetón
-Entonces matar a tus padres…
-No, ya sé, porqué no programamos esto para ir a la época
de Jesús para conocerlo!
-Ya va a empezar con babosadas…
-¿En qué año fue eso?
-Pues en el año cero…
 Jorge tocó otros botoncillos y puso el marcador en doble
cero… por una extraña coincidencia, el día que se fueron
del presente salió ese número en la lotería…
 Aquello era una maravilla de la tecnología, ya no más giros
vertiginosos (ni gelatinosos) ni más revolvición de estógamo
ni caídas estrepitosas por el portal del tiempo, ahora el
viejo que diga, el viaje era más placentero que en el
principio, pues recuerden las trifulcas de Tufemo (aquellos
que leyeron al suso… dicho) para pasar de un época a otra,
transportarse ahora, era como teletrasportarse o sea,
como en el tele… Y llegaron a la época de Jesús… lo que
pasa es que como estaban en América tuvieron que ir
hasta medio oriente, medio desorientados y como en ese
tiempo no habían aviones ni barcos muy buenos que
digamos, vivieron toda una odifea para llegar, la cual
no vamos a contar aquí hoy (quizá nunca) solo diremos
que llegaron como dos años después de la muerte de
Jesucris y ya todo había terminado… casi nadie se acordaba,
solo que a los cristianos los perseguían, tal vez porque no
pagaban los impuestos o algo… y cuando llegaron vieron
como un tal Salón de Cuarzo… ah no, Saulo de Tarzo, andaba
echándoles el caballo a unas cristianas… esto es, que con
el caballo se les echaba encima para atropellarlas y en
eso que aparece una luz muy fuerte y sale Jesucris
y le dice:
-Saulo, porqué me persigues?
 Del susto se cayó del caballo y se dio un costalazo, y
cuando se levantó, Jesús lo convirtió como en el juego
age of empires, le echó un hechizo y de un pronto a otro
ya era monge budista… tuvo que hacer un par de pases
más para llegar al objetivo, pues llevaba dos años muerto
¿qué esperaban? estaba algo oxidado…
a partir de ahí, Saulo cambió su nombre a Paulo (Coelho?)
y se dedicó a predicar… pero ¿nuestros amigos? ya dije
que no eran amigos míos… no, estos solo observaban
esperando el desenlace… de esta historia, que quedará
para una próxima entrega…


19/3/15

Curso Intensivo de Teletransportación

Curso Intensivo de Teletransportación

 Esto es nuevo ¿eh? ha sido tanto el bombardeo de figuras
eróticas que es hora de un cambio, vamos a empezar con
este tema tan interesante (o no tanto) diciendo que la vez
primera que escuché el término, me imaginé que era una
nueva forma de transporte público, o sea, agarrabas un tele
le sacabas lo de adentro, le ponías ruedas y te ibas por la
calle… literalmente “teletransportao” pero el asunto va mas
allá (de la esquina, que era donde te iba a llevar el tele) me
di a la tarea de investigar (mentira, estoy inventando todo)
y la teletrasnportación consiste (o sinsiste) en ir de un lugar
a otro con solo pensarlo, es decir, estás aquí y en el
siguiente instante te encuentras en las pirámides de
“Egisto”  esto tiene gran utilidad, pues no gastas en
pasajes de avión ni nada y no tienes que hacer molestas
colas en aeropuertos, similares y afines, yo la primera vez
que me di cuenta de las posibilidades que tiene este medio
vi la función doméstica que podría ofrecer, por ejemplo
cuando estoy durmiendo y suena un ratón en la cocina…
mientras me levanto medio dormido, pego la jupa en el
marco de la puerta, me caigo tres veces,  pego el dedo
chiquitillo del pie en un sillón, meto el dedo en el toma
corriente chocho en lugar del encendedor de la luz, y
llego a la cocina, ya el ratón hace un ratón…que se ha
ido y está muerto ‘e risa contándole a sus hijos (a los
suyos no, lector) a los ratoncillos, como escapó de este
torpe humano, en cambio, con este sistema de tete…
tepetran… peletras… traspapele… con este sistema! en
el momento que escucho al ratón, hago viaje y en ese
momento agarro al “ruedor” (porque rueda?) de la cola
y ni cuenta se dio… pero… ¿Cómo se logra todo esto?
Vaya usté a saber… fue un día viendo Gokú que mas o
menos cogí el toque, uno se pone un dedo en la jupa,
hace cara de estúpido, puja y puja (procure no tener la
diarrea, porque anda pegando un virus) hasta que por la
misma concentración empieza a lograrlo, pero tiene que
concentrarse bien bien, pujar adecuadamente (entonces
por qué las parturientas no logran tete… (eso es después)
viajar de este modo?) hay que practicar mucho, porque
si necesita paciencia, tal vez se lleve toda la vida en ese
plan y nunca pueda teletransportarse (lo dije!) pero al
menos estará ocupado y ya no importunará más a nadie
y así, si todo el mundo se pone a intentar este método
dejará tranquilos a los demás y nos quedarán libres los
aviones y autobuses para los que hemos vendido la idea
podamos viajar libremente y de verdad… ahora, si lo
consiguió y va a empezar a molestar por haberlo hecho,
entonces lo ascenderemos al próximo curso: Curso
intensivo de cinetransportación… ahora con las técnicas
nuevas de visión en 3D (3 dedos?) es más fácil… y me voy
porque tengo que teletransportarme de nuevo al cuarto
(o al quinto?)


9/10/14

Colon… oscopía

Colon… oscopía

 Ahora que ya casi se celebra de nuevo la vez que un tal
Cristóbal Colón vino a estas tierras más perdido que el
sobrino de la hermana de la llorona, y sé que algunas veces
ya lo he anal… izado, y viendo como se relacionan estos
temas es que me da por profundizar en todas las hazañas
(y las lasañas) que ha hecho el ser humano en la historia
(mal contada, por cierto) (y mal hechas, también (las hazañas)
(y las lasañas)) Estoy esperando a ver con qué tontera van
a salir este año, ya pasé por “el descubrimiento de América”
“El día de la raza”, “el encuentro de culturas” “el 12 de
octubre”… ¿Cómo lo llamarán esta vez? Prefiero y no voy
a especular (de eso hablo después) Porque en realidad, lo
que Colón descubrió fue la manera de hacer un “mal viaje”
(Yo que creí que solo con hongos alucinógenos se podía)
Un viaje erróneo que afectó prácticamente a medio mundo
En la escuela nos lo pusieron (a Colón) como un héroe…
como alguien a quién admirar (y claro, era un “admirante”)
pero me imagino que no sería tan bueno, puesto que luego
nombraron así a una parte bien indecorosa del cuerpo…
(aparte de que también se llama así una moneda devaluada
y pisoteada de un par de países centroamericanos) Y esto
si que me lleva a “especular”… Empezar diciendo que ese
verbo es un tanto comprometedor, puesto que se aplica
con un espéculo… ¿y qué es un espéculo? Pues un espejo
para verte el cu… tis… Yo no sé si con ese aparato pueden
examinarte lo que dije antes (el colon) O es igual que la
próstata que tienen que meterle a uno el dedote (mejor
sería que le den el “dedeté” (pero ya prohibieron esa cosa)
(el dedeté)) Lo único que queda es… no ir a la “consurta”
dijeron los Mojinos Escozíos. Estoy pensando, porque cada
vez se acerca más la edad de esos malditos exámenes tan
incómodos, sin embargo, hace unos días escuché por ahí
que los dentistas hacen “tratamiento de nervio” … voy a
ver si me tratan a mi, pues estoy nerviositico… También
me dijeron que para tratar los nervios es bueno una cosa
que llaman “espíritu de azahar” ¿pero si a lo que le tiene
miedo es a los espíritus? No creo que le ayude mucho…
Hablando de todo esto (claro, como lo tengo que hablar
solo…) se me ocurre que hay muchas terminaciones muy
poco elegantes de palabras, por ejemplo “reculo” ¿Qué es
eso? Que tiene dos cu… los? (Bueno, hay unas que si que
tienen un “re-culo”) Pero “ridículo” no puedo explicar que
es. De todos modos y ya pensándolo bien, la terminación
“culo” está hasta en la anatomía, pues todos terminamos
en eso…


1/8/14

De Viajes, Viejas y Vírgenes

De Viajes, Viejas y Vírgenes

 Para los que esperaron la columna de ayer (supongo que nadie)
les explicaría porqué la escribo hasta hoy, pero no tengo porqué
estar dando explicaciones… aunque si voy a contarles, que ayer
tuve que ir a la capital del reino… y cada vez que voy, vuelvo con
más acidez (estomacal) resulta que tenía que viajar hasta Pavas
y ahí es famoso porque está el siquiátrico (o no-quiátrico) nacional
no, no crean que iba a internarme, no… iba para otro lugar que
no era ese… aunque cuando le pregunté al chofer de buses, que
si iba para Pavas, me vio de arriba abajo y me dijo: ¿tiene la orden
de internamiento? Pero al tipo no le importaba, luego de todo
el trayecto a ese trámite que no viene al caso, porque parece
que cuando escribo todo viene al caso y nada es importante, me
vine para el mero centro de la capital, con unas presas de los mil
diablos, porque en estos días se vuelve a celebrar la “icnoransia”
de la virgen de los angeles y hay muchos atravesados en la calle
Pensando en todo eso, me senté en una macetera a ver pasar
a la gente y a decirle “no” a los que llegaban a ofrecerme algo…
estuve viendo un tipo que ofrecía estampitas del “divino niño”
y me pregunté: ¿Si es tan milagroso el tal niño ese… porqué nadie
le compró ninguno en las dos hora que estuve ahí? ¿casualidad
o destino? Otro tipo pasó vendiendo un producto que casi me
interesó por como lo anunciaba: “brazos de sol, lleve los brazos
de sol”… Yo no sabía que el sol tenía brazos! y continuaba: “lleve
los protectores de brazos de sol, es importante proteger los
brazos del sol” ¿proteger los brazos del sol? Ah, con razón, no lo
sabía: es que están en extinción… (claro para ir al sol hay que
llevar un extintor… o dos por lo menos…) entonces ya alguien
fue y le están extinguiendo los brazos… Yo creo que me estaba
haciendo daño la caminada… (pero no a la virgen de los Angeles)
y el mismo sol (claro que el mismo, si fuera otro, estaríamos en
una novela de Isaac Asimov) Luego para rematar la mañana (o
era tarde ya…) pasó una vieja indigente (y sinunsolodiente) y
me ofreció una “cogida con el diablo” como no le hice caso a lo
que me balbuceaba me gritó: ¡ojalá que se lo coja el diablo!… me
volví y le contesté: pero que sea un súcubo por favor… ya estoy
cansado de diversos tipos de cogidas… Tenía otro apunte en mis
notas pero no lo entiendo, así que hasta aquí dejo la columna de
hoy y nos vemos la próxima semana (si estoy vivo)