Mostrando entradas con la etiqueta zombis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta zombis. Mostrar todas las entradas

28/10/11

Porque un Zombi No Puede Ser Satánico

Porque un Zombi No Puede Ser Satánico

 Continuando con la saga de tonterías acerca del satanismo y el fin del
mundo, y con eso de que se aproxima jalogüín (y si jaló güín, entonces
que hacemos aquí?) me han hecho consultas referentes a casos de
satanismo por parte de zombis, al igual que con los pitufos, mencionados
anteriormente, con los muertos vivientes, no existe conexión alguna
con el príncipe de los avernos… ¿y como estoy tan seguro? muy fácil:
he visto gran cantidad de películas de zombis y en absolutamente
ninguna, los zombis hacen pacto con el diablo, siempre se trata de
algún químico que cae en cementerios o les inyectan a los muertos
o bien, simplemente se aburren de estar ahí acostados en las tumbas
porque debe doler la espalda, de tanto descansar en esos ataúdes
tan incómodos, entonces se levantan a por unos cerebritos para cenar
pero nunca has visto a un zombi llamando los diablos… que no, ni
siquiera cuando se tropiezan con alguna piedra y dejan la pata
botada… ni parecido a uno cuando deja el dedo chiquitillo pegado
en la pata de una silla y madrea a todo el personal celestial y cuando
se le acaba empieza a invocar a Satanás por el dolor (insisto: son mas
satánicos los que creen en la biblia) siguiendo con las razones a las
que me adscribo: un zombi solo quiere cerebros, y para eso no
necesita realizar pactos con el chamuco, solo los que requieren de
mucho dinero y confort necesitan de ritos y chucherías de esas
para conseguirlo, un zombi no, un zombi solo avanza muy despacio
con las manos extendidas (aparte de zombi debe ser sonámbulo)
y te agarra y te exprime el cerebro,  lamentándose quejumbrosamente
un zombi ni siquiera piensa en Satanás, no sabe que existe, tal vez
en vida pensó alguna vez en él, porque lo oyó decir al padrecito
de la iglesia o a su mamá amenazándolo por alguna travesura
pero ahora solo se dedica a recorrer las calles divirtiéndose de lo
lindo, asustando a los incautos, comprendamos que esa mente
retorcida… (del zombi no, de la gente que cree que todo tiene que
ver con el Demonio) es la que nos lleva a creer en fantasías sin
sentido, por eso, unámonos en la lucha para la protección del
zombi, que está en peligro de extinción, denunciemos al que veamos
con un “chopo” cargado apuntando a la cabeza de un zombi, el
pobre no puede ser satánico, si quieren cazar satánicos, vayan a
las iglesias y a las casas curales, ahí encontrarán a los verdaderos
adoradores de Satanás, dejen a los zombis tranquilos, hasta sirven
para dar de regalo a sus hijos adictos a Plantas contra Zombis o a
Resident Evil… como bien se menciona por acá: De Zombis
y que mejor ocasión que esta del día de "moridos" y "defuntos"...
de todos modos, como decía un amigo mío: "el principal problema
para realizar un pacto con el diablo... es que el diablo no existe"




14/12/10

Como Domesticar un Zombi

Como Domesticar un Zombi

 Como siempre estos consejos pueden serle muy útiles a la hora
de que los vaya a necesitar, más ahora que viene navidad y los
hijos empiezan a hacer sus pedidos a “Santa” no falta el niño
que le pida un zombi para navidad, pues bien, no se ofusque
ni le grite a su hijo, ni le saque en cara lo que gastó en el inútil
helicóptero que vuela a control remoto, si no que siga estos
sencillos pasos para que su zombi pueda convivir en armonía
con el medio ambiente (y con el entero también) y que la
familia no se asuste cuando a medianoche se levanten a orinar
y se encuentren al zombi lavándose los dientes en el baño
(cuide que no sea con su cepillo porque lo puede contaminar)
Primero que nada, lo que tiene que hacer es buscar al zombi
de su preferencia, preferiblemente, se recomienda que esté
muerto, porque si está vivo, lo pueden acusar de secuestrador
(a usté, no al zombi) entonces vaya busque al zombi muerto
por todos lados, ya si lleva unas veinticuatro horas recorriendo
la ciudad y no ha hallado ninguno, y en lugar de eso, un par
de viejas indigentes lo han madreado por confundirlas con
zombis, lo que tiene que hacer es ir hasta el cementerio más
cercano y preguntar si no tienen zombis disponibles, de ser
así (que de hecho lo será) eche un líquido de esos que salen
en las películas (que se nota que he visto demasiadas) en
todo el cementerio y tendrá su horda de zombis dónde escoger
mírelos bien mientras corre para no ser atacado y “descerebrado”
para que pueda elegir el que más le guste o pueda gustarle a
su hijo, (no se recomienda que esté muy en los huesos, porque
se desarman fácilmente, para esa gracia, mejor cómprele un
 “lego” a su hijo) una vez hecha la elección, provoque al zombi
para que lo siga, éste solo quiere su cerebro, entonces al llegar
a la casa grite a su familia para que se esconda (pues se le
olvidó advertirles antes) hágale una sopa de sesos (al zombi,
a su familia no (bueno, si sobra si)) e invítelo a cenar, una vez
descuidado amárrelo con una cadena y dígale que si no se
deja domesticar, no lo soltará, entonces empiece por echarle
concentrado y darle cariño, poco a poco el zombi se irá
amansando y ya podrá dárselo de regalo a su hijo preferido
como este proceso dura bastante, se debería empezar por
ahí de julio o agosto, para que ya en diciembre el zombi esté
debidamente domesticado, luego lo puede poner a hacer
el oficio en la casa, a ayudarle en las tareas a los niños, no…
si tiene muchas funciones esto de domesticar zombis, lo que
no es recomendable es, si pasó la navidad y todavía lo
conserva, engordarlo para en la próxima matarlo y hacer
tamales, para esto es mejor domesticar un chancho, pero
esto sí es un poco más complicado, y ya me voy porque
veo a mi zombi con un par de sesos frescos, tengo que
volver a pasar lista a los miembros de mi familia…