Mostrando entradas con la etiqueta vieja. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta vieja. Mostrar todas las entradas

25/5/18

De Viaje Viejo

De Viaje Viejo

 Tomando en cuenta de que cada vez estoy más raro y que ya
viene la película Maikol Yordan 2 (¡cómo no me costó ver la uno!)
creo que ya les he dicho que me hace daño viajar… con esto de
que dicen en feisbuc que se debe viajar y conocer y disfrutar y
uno sin un cinco entre la bolsa… aparte de andar con las bolsas
al revés, también soy pobre… y como el carro se mesviruló hace
como dos años, ando en bus pa’ rriba y pa’ bajo y me mareo toítico
y es que no es porque ya esté viejo, es que toda la vida he sido
así, recuerdo cuando mi tata me llevaba a Chepe tenía que llevar
desas bolsas de diez kilos que daban en el estanco, y yo la llenaba
gomitando… luego inventaron las dramamines, pero como no
sabía pornunciarla… porno… pronsuniar… llamarla! iba a la
farmacia y pedía: una pastilla pa gomitar y el farmatecario me
decía: para eso, métase el dedo… y yo: pero yo se lo pedí en
buen modo! ahh, que me meta el dedo pacer gomitas… no, no
que me de una pastilla pal bus… y el tipo se reía, porque nunca
había visto un bus tomando pastillas… que no! que una pastilla
pa viajar! ahhhh… y sacaba una “éxtasis”… yo creo que luego
cayó la policía ahí (a comprar éxtasis) y cerraron la farmacia…
con la dramamine me hacía un verdadero viaje, me jartaba una
y no vomitaba, pero andaba como un zombi muerto tól día…
una vez fui a la costa y me subieron a una panga… (yo creí que
era una mala palabra y ya miba a agarrar con el desgraciao) en
eso, me aclararon que se trataba de una lanchilla pequeña que
teníamos que cruzar un “estero” yo les dije que mi “estero” tenía
bandeja para cinco discos pero que no se “enviajaba” con esas
pastillas pa’ viajar que tanto mencionan… al final del cuento me
marié con solo cruzar un kilómetro en panga… que no se dice
kilómetro, en el mar se mide con nudos (como el nudo que tenía
yo en la garganta) y yo que creí que “en el mar la vida era más
sabrosa…” en esa ocasión me ocurrió una aventura que merece
una calumnia aparte, luego (si mea… cuerdo) les cuento… la
cuestión es que, en los buses, con esos olores, bamboleos y
apretones que le dan a uno, si no llega gomitado, llega todo
excitado (buscando la palabra “exit” pa’ salir) y eso es lo que me
toca tós los días de la vida, solo para venir a escribirles estas
tonteras los viernes… (o cualquier día) ah, no, que también es
que trabajo en otro pueblo diferente al mío y tengo que despeda…
desespera… desplazarme! (quitarme la plaza) hasta acá… y
ya hace bastantes años que lo hago (venir a presentarme al brete)
para poder sobrebeber… digo, sobrevivir… por eso es que ya me
voy sintiendo viejo y gastao y empiezo a chochear… 


21/4/16

Adornos Para Carros

Adornos Para Carros

 Ustedes saben que yo intento plasmar aquí temas importantes
y de interés, algo intelectual y científico (no, no es cierto) pero
es que en el momento que se me ocurre algo genial… viene un
tarado (generalmente de mi país) y la caga… entonces hay que
comentar…No puedo dejar el ciberespacio un día porque todos
pierden la cabeza… resulta que vengo, enciendo el internec ¿y
qués lo que veo? Un carro a toa velocidá con una vieja pegada
a la tapa del mismo… en primera instancia, creí que era uno de
esos bulldogs que le ponían a las trompas de los toyotas lancruser
diantes… pero fijándome bien, me di cuenta de que no, no era
un perro… era una perra… (con perdón de las canas (porque así
se les dice a las femeninas de los canes)) ¿qué clase de adorno
era ese? Nuentendí muy bien, pues no le puse mucha atención
a la noticia, sin embargo, hasta otro carro que venía en sentido
contrario se volcó al ver semejante espectáculo… como sé que
en estos casos solo salen a relucir, dimes y diretes, chismes y…
chismetes… (y chi metes, has cumplido con el propósito de tu
insignificante vida) no le di mayor seguimiento, pero me dejó
pensativo (tampoco es cierto: es que no tenía nada más en qué
pensar) dicen que esa noticia le está dando la vuelta al mundo
pero ¿en qué está pensando “Edmundo” para ponerle tanta
atención a nimiedades desas? Yo ya he visto bastantes estilos
para adornar carros, desde dados hasta cadáveres pegados en
el chasis… pero viejas locas en la tapa… esto es lo último en el
grito de la mona… que diga, de la moda, claro, en las películas
se ve mucho, cuando Vandám se le tira a la trompa del carro
para detener al malo, y encima (de la tapa) la entrevistan… a
Vandám no lo entrevistaban, no tenía tiempo porque si no se
le escapaba el bandido… y esto pasa cuando habíamos superado
por fin el peliagudo tema de la yuca… en fin… en este país, basta
con hacer cualquier ridículo para sus quince minutos de fama
porque los medios (la cuarta parte diría yo) de comunicación
como no se animan a sacarle los chuicas a los peces gordos del
gobierno, entonces se dedican a publicar estupideces sin el menor
sentido, todo pa que yo me confunda y se me olviden las ideas
geniales que se me van escurriendo… ¿qué más nos falta?
¿viejas robando “papayas plantas” metiéndoselas debajo del
vestido? (Ah no, eso ya ocurrió ¿verdá?) en todo caso… me sigo
preguntando: ¿no era más bonito pintarle la muerte con su
guadaña a la tapa del carro como hace la gente normal, en vez
de poner esa vieja tan fea? (y me voy antes que empiecen las
pedradas…)


1/8/14

De Viajes, Viejas y Vírgenes

De Viajes, Viejas y Vírgenes

 Para los que esperaron la columna de ayer (supongo que nadie)
les explicaría porqué la escribo hasta hoy, pero no tengo porqué
estar dando explicaciones… aunque si voy a contarles, que ayer
tuve que ir a la capital del reino… y cada vez que voy, vuelvo con
más acidez (estomacal) resulta que tenía que viajar hasta Pavas
y ahí es famoso porque está el siquiátrico (o no-quiátrico) nacional
no, no crean que iba a internarme, no… iba para otro lugar que
no era ese… aunque cuando le pregunté al chofer de buses, que
si iba para Pavas, me vio de arriba abajo y me dijo: ¿tiene la orden
de internamiento? Pero al tipo no le importaba, luego de todo
el trayecto a ese trámite que no viene al caso, porque parece
que cuando escribo todo viene al caso y nada es importante, me
vine para el mero centro de la capital, con unas presas de los mil
diablos, porque en estos días se vuelve a celebrar la “icnoransia”
de la virgen de los angeles y hay muchos atravesados en la calle
Pensando en todo eso, me senté en una macetera a ver pasar
a la gente y a decirle “no” a los que llegaban a ofrecerme algo…
estuve viendo un tipo que ofrecía estampitas del “divino niño”
y me pregunté: ¿Si es tan milagroso el tal niño ese… porqué nadie
le compró ninguno en las dos hora que estuve ahí? ¿casualidad
o destino? Otro tipo pasó vendiendo un producto que casi me
interesó por como lo anunciaba: “brazos de sol, lleve los brazos
de sol”… Yo no sabía que el sol tenía brazos! y continuaba: “lleve
los protectores de brazos de sol, es importante proteger los
brazos del sol” ¿proteger los brazos del sol? Ah, con razón, no lo
sabía: es que están en extinción… (claro para ir al sol hay que
llevar un extintor… o dos por lo menos…) entonces ya alguien
fue y le están extinguiendo los brazos… Yo creo que me estaba
haciendo daño la caminada… (pero no a la virgen de los Angeles)
y el mismo sol (claro que el mismo, si fuera otro, estaríamos en
una novela de Isaac Asimov) Luego para rematar la mañana (o
era tarde ya…) pasó una vieja indigente (y sinunsolodiente) y
me ofreció una “cogida con el diablo” como no le hice caso a lo
que me balbuceaba me gritó: ¡ojalá que se lo coja el diablo!… me
volví y le contesté: pero que sea un súcubo por favor… ya estoy
cansado de diversos tipos de cogidas… Tenía otro apunte en mis
notas pero no lo entiendo, así que hasta aquí dejo la columna de
hoy y nos vemos la próxima semana (si estoy vivo)