Mostrando entradas con la etiqueta gente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gente. Mostrar todas las entradas

15/6/17

Gentilismo

Gentilismo

 Que no es lo mismo que gentilicio… aunque casi… en los
tiempos que corren (y corren tan rápido que ya no los logro
alcanzar) se ha formado una moda, un tendencia, una maña
mejor dicho… de ofenderse por todo, y yo sé que ya deben
estar cansados (más que ofendidos) por insistir en el tema
pero esta vez solo vengo a ponerle nombre, que ni machismo
que ni feminismo (y no se molesten en explicarme la supuesta
diferencia) ni animalismo, ni defensor de los “homosensuales”
ni qué decir de los veganos, (que yo creí que eran los partidarios
de Vega) vivimos en la época del “gentilismo” ¿Qué quéseso?
vaya usté a saber… ese afán por sentirse la víctima, el mártir,
el que más derecho tiene para demandar… el que puede
aprovechar la oportunidad para sacar una suma millonaria
al incauto que tuvo la osadía de decir algo que aparte de ser
cierto, le lastimó su endeble corazoncito… creo que esto de la
“ley mostaza” digo, mordaza se lo tomaron muy en serio, ya
no se puede decir nada! no puedo hacer chistes ni de gays
ni de negros, ni de cojos, ni siquiera de borrachos, ni tampoco
de mujeres, que son los más graciosos… se han cagao en el
humor, ahora cuentas un chascarrillo y de los cinco idiotas
que lo están escuchando a uno: uno se ríe (por compromiso)
dos te hacen modos y dos amenazan con demandarte con la
“suciedad protectora de llorones” esto de la exclusión ya me
está llegando hasta la coronilla (de la muela) está bien, está
bien, queda usté, señor, “exclusao” repito que yo no soy racista:
discrimino a todos por igual… lo que más se las trae es el famoso
feminismo… recuerdo que antes, una frase muy repetida entre
los varones que se creían machos (no me incluyo en esto, porque
nunca me pasó…) era: “tal o cual, me lo va a prestar” o “ya me
lo prestó” o “no me lo prestó” o cualquier juego de palabras que
se referían a un “préstamo” nunca supe de qué hablaban… luego
me lo explicaron con abejitas y repollos, pero eso es ya otro cuento
pero a lo que voy es que: ellas se sentían ofendidas cuando se
“lo pedían prestado” ahora me pregunto: ¿qué los hombres no
se “lo prestaban” a ellas también? ¿o es que solo nosotros lo
disfrutamos? (bueno… yo no tanto…) el punto es que siempre me
ha hecho mucha gracha… digo, gracia cuando se enojan si les
hablamos mal de lo que defienden, ya sea fútbol, religión, política
machismo, feminismo, ecología, sicología… y un largo etcétera
de cuestiones que solo sirven para inflar el ego (Ego Espengler?)
porque necesitamos sentirnos importantes (yo no, yo asumí mi
rotundo fracaso el día que nací (lo asumí cuando tuve uso de
razón (hace como diez años))) y así, muy pocas cosas pueden
calar en mi convicción, cualquier ofensa para mi es un halago…
así que si busca como hacerme sentir mal… llegó tarde, no tengo
otra manera de sentirme… en fin, la gente está muy subsentible…
subrepticia… supertible… convertible… delicada!! como para
volver a acercársele… me daba repulsión antes que no se ponían
con tanta milindrada… ahora que son intocables, mejor no les
vuelvo a hablar (pero qué digo? si también así se ofenden…)
entonces a dar rienda suelta a la lengua (en este caso a los
dedos) que lo más que hacen es bloquearte de su muro de
feisbuc…





1/9/16

El tiempo De Antes

El tiempo De Antes

 Hoy que comenzamos mes, comenzamos reflexiones
y la premisa de que “todo tiempo pasado fue anterior”
hace unos días me comentaba una persona que ella
prefería el tiempo de antes, quel tiempo de antes si que
era bonito, que se podía jugar libremente, andar donde
uno quisiera, respirar aire puro… no como ahora (por
que no tengo hambre…) No! no cómo ahora con tanta
delincuencia e inseguridad… yo estuve de acuerdo…
(un rato, como en todo) luego me puse a analizar y a
recordar mi propia infancia… entonces fue cuando me
di cuenta de que no! el tiempo pasado fue un asco
(no mucho más que el de ahora, pero algo he avanzado)
que mira que ir a la escuela a pata pelada (a mi no me
tocó pero supongo que debió ser feo) que no tener
nada divertido con lo qué jugar: unos olotes y unos
tucos de madera, la pobreza no permitía darse esos
lujos de comprar vagonetas “Tonka” que si les podían
comprar a los otros chiquitos, vivir en una casa llena
de rendijas, por las cuales uno creía ver ojos diabólicos
observándole y de ahí tantas pesadillas, y no hablemos
de tantas enfermedades aún no erradicadas que por
doquier pululaban en esos tiempos, quél sarampión,
que las paperas (y no de papas) que la rubiola (que
yo creí quera una gringa) en resumen: no cambio el
tiempo de antes por el de ahora… ahora los niños
andan con celulares, tablets, carros último modelo…
maravillosas maravillas de la tecnología, ya no hay
tanta enfermedad, los muchachos delinquen porque
les da la gana, pues trabajo hay mucho (plata tal vez
no, pero trabajo sí que hay) ahora, pensando en los
tiempos de más atrás, digamos que en el tiempo de
Jesucris… que leí por ahí que el hierro era carísimo
en ese entonces, por lo que cuando crucificaban a
algún incauto, tenían que reutilizar los clavos del
anterior… nada más imagínense el peligro que iba
a correr el nuevo crucificao… la infección que podía
contraer! ahora no, ahora con lo abundante y muy
barato que está el hierro a cualquiera lo crucifican
con garantía de sanidad, es más delante de los ojos
del condenao, tiran el clavo usado a la basura… y
así evitan tanto contagio (o sin tagio) Otra cosa que
fue víctima de mi análisis fue la planificación tan
pobre que tenían para los alcantarillados y sistemas
de desaguar las porquerías que producimos, ven?
en eso si estamos mal ahora, pero es por culpa de la
gente diantes… (o Diantres) que no previó que iban
a tener tantos hijos… hicieron unas cloacas solo para
la cantidad de habitantes que había en ese entonces
(le tuvieron demasiada fe al recién inventado televisor)
y ahora la mierda se desborda por todos lados, pero
igual yo he aprendido a vivir rodeado de ella, en sentido
figurado y literalmente… ahora la vida es más fácil, el
que se queja (como yo) es que no tiene nada mejor
qué hacer…





30/10/14

Algunas Rarezas

Algunas Rarezas

¿Han visto que si le cambiamos de posición las letras a “algunas”
dice “lagunas”? y si le cambiamos a “rarezas” dice “rezaras” así
las cosas, podemos decir que esta columna se intitula: “Rezaras
Lagunas” Pero como suena raro… la vamos a llamar así… Y hago
estas “inflexiones” (porque “reflexionando” me canso mucho)
en base a que me siguen sorprendiendo los dichos que “diche”
la gente, un día de estos escuché que una maestra traía “entre
ojos” a un alumno ¿Cómo entre ojos? ¿queseso?... sentao en la
nariz lo tenía? en medio de los “antiojos”? No entiendo cual es
la relación… O cuando alguien muy enojado dice “o hacen tal
cosa, o no respondo de mis actos!” ¿Y que me importa a mi que
no responda? Acaso le estoy preguntando nada? No entiendo
esa amenaza tampoco, cuando uno estaba chiquitillo le decían
que no respondiera a los mayores, yo me quedé con eso y rara
vez respondo cuando me preguntan algo, otra cosa que me decía
mi mamá era que: “no le mire la cara a las personas!” ¿entonces
que le iba a ver, las patas? Y así era, como yo era muy obediente
no le veía la cara a nadie, por eso es que pocas veces reconozco
a la gente ahora, aún con decenas de años de conocerlos, y en
el mismo orden de obediencia, cuando hablo con alguna mujer
de mucha “pechonalidá” menos le veo la cara… Luego preguntan
que de donde salen los fetiches… los metiches si que sé de donde
aparecen, pero esos son peores aberraciones que los primeros
Hablando de enojados, un día estaba almorzando en un restorán
con unos compañeros de trabajo y uno de ellos se paró de la
mesa y empezó a gritar tonterías, en eso venía la mamá del
dueño del local y dice una compañera: “uy que vergüenza, esa
señora es bravísima!” y yo vi la señora, toda echa leña y casi
ni podía caminar y le digo a mi compañera: “¿y qué? cual es el
problema que esa señora sea muy brava si ni se puede ni mover,
a mi asústeme con que un viejo de dos metros dieciséis (tipo
“Chakil Oníl”) sea bravísimo… aún así, yo corro más… dejame
de jorobar y dejame comerme mi hamburguesa, que por cierto
tardaron dos horas en servírmela… Tampoco comprendo cuando
uno ha dicho alguna barrabasada (más yo, que soy medio zafado)
le contestan: “ay, no diga eso” ¿y como hago si ya lo dije? ya para
qué? deberían anticiparse y antes de que uno abra la boca, decirle
“no diga eso!” entonces como yo soy tan obediente (insisto e in-situ)
hago caso, y no me gusta eso de decir “retiro lo dicho” ¿Cómo lo
va a retirar? ¿le va a dar rebobinar al caset? además ya los casets
pasaron de moda, por eso esté muy seguro de lo que va a decir, pa
que luego no tenga que andar “desdiciéndose” que queda feo, es
casi como “desvistiéndose” o en su defecto, que le resbale lo que
la gente piense de lo que usté piensa y dice…





11/9/14

Los Objetos Versus Las Personas

Los Objetos Versus Las Personas

 He oído por ahí (no por ahí, si no por los oídos que es por donde
siempre oye uno (o dos)) que mucha gente se queja de que está
siendo usada como “objeto” y aparte de que están en un error…
creo que tienen razón: no se va a comprar… digo, a comparar,
no se puede analogar ningún objeto con la gente, los objetos…
son mucho mejores! estuve por hacer una lista de comparación,
lo que llaman un “pareo” con ventajas de los objetos frente a las
personas (pero frente a las personas me da vergüenza ciertas cosas)
Pero ya saben que a mi no se me dan las listas… como la vez que fui
a pedir trabajo a una oficina y el jefe no me pidió nada más que llevara
“listas” y cuando fui, me dice: pero no trajo “listas” y yo le pregunté:
¿listas qué? “listas las nalgas” me dice… sobra decir que salí corriendo
hasta donde me dio la energía y no volví más… (ni menos)  pero… ¿de
qué les hablaba?... Ah, no… y es que con esto de que los objetos los
hacen cada vez mas bien y atractivos, están gustando más que las
personas… por ejemplo cuando uno se compra un celular nuevo…
la mujer se consigue… un novio nuevo pero ¿qué importa? el celular
está de puta madre! y tu mujer te dice: y el celular te va a hablar,
escuchar, hacer la comida y el amor? te va a abrazar, intercambiar
ideas, acompañarte en tus frías noches de soledá? Y yo contesto:
pues… a quién le hace falta tanta nimiedad, teniendo un celular tan
atractivo?!! Bueno, ahora salió el nuevo “ayphon” pero con mi
presupuesto aún “no hay-phon” entonces tengo que conformarme
con mi “guaüey” adquirido en las baratillas… y voy por la calle
caminando y me caigo y me salgo de los huecos sin darme cuenta…
en cambio si fuera  con mi mujer (o con la de otro) sería un calvario
escuchando tanta majadería, con mi celular solo veo las majaderías
que me de la gana ver… Por otra parte, yo ya tuve suficiente de abrazos,
besos, amor, ya sé que es, ya no representa ningún misterio ¿qué
chiste tiene? Ahora quiero explorar con la “ternología” un ayphon no
te grita, no te dice qué hacer, no se va con otro (a no ser que me lo
roben…) ¿Qué no hace la comida ni el amor? (el sexo en este caso)
no sean vagos, la comida me la hago yo o "Mela" compro, el sexo… 
puedo descargar porno, escuchar música, leer… O acaso una persona 
te puede mostrar al instante el nuevo video de “Kite Perra”… que diga,
de Katy Perry? ¿Qué no tengo amigos, dicen? ¿Quién los necesita?...
tengo 200 en feisbuc!! Y “ensisto” mejor que la gente pase embobada
con sus aparatitos (me refiero a sus dispositivos móviles (por cierto, un
día me decían que porqué los llaman “móviles” si no se mueven, uno los
deja olvidados en la casa y no se vienen solos a la oficina!)) Así con tanto
embobamiento no me molestan con sus preguntas estúpidas y puedo ir
tranquilo de mi trabajo a mi casa sin contratiempos (o con sintratiempos)
cada vez me siento mas libre, mas yo… más… y los dejo que tengo una
notificación de feisbú…