Mostrando entradas con la etiqueta tamales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tamales. Mostrar todas las entradas

19/12/19

Despedida y Cierre


Despedida y Cierre

 Recuerdo las pocas veces que me quedé hasta media noche viendo
un panal… digo, un canal nacional de aquel entonces, abrían a las
seis de la mañana con el himno y cerraban a media noche igual con
el mismo, y en la teleguía que salía en el perióquido un podía leer
toda la programación y al final decía: “12:00 am: despedida y cierre”
pues hoy vengo a apagar el switch (salud) de mi programación por
este año, un año que estuvo lleno de calamidades (más que otros
años, si eso se pudiera dar) fracasos a granel (y a mí también) papas
a granel, pero carísimas… altibajos, subibajas, columpios… y la
demás gama (sodas gama) de situaciones que normalmente se le
presentan a uno en un año, harto de anuncios de pases mágicos que
te prometen mas de tres horas en la cama… yo puedo pasar hasta
veinticuatro (durmiendo obviamente) y sin menjurjes raros… harto
de estufas… que diga, de estafas, que hace unos días por poco y
me dejan sin aguinaldo unos malditos que me llamaron dizque para
actualizarme la cuenta de hacienda para poder hacer mis pagos con
tarjeta y que en lugar de cobrarme el 13% de impuesto, me cobraran
el 5%... y me fue dirigiendo hasta que me pidió que pusiera las claves
del banco… no logró sacarme nada porque soy muy bruto y no le
entendí como era el proceso… pero igual, hubiera sido en realidad
de hacienda tampoco le habría hecho caso porque no quiero que
nadie husmee (eche husmos) en mis transacciones… que, de hecho
son nasi culas… digo, casi nulas por no decir que pocas… y así
quieren que uno pase feliz navidad! con el aterro de delincuentes
que nos rodean por tós laos, empezando por el presidente y sus
secuaces, terminando por el indigente (que rima con presidente)
que si te descuidas va y te asalta con una astilla de madera, porque
no tiene plata pa’ comprar cuchillo… y uno, ve el vasillo del mendigo
con unas monedas y le entra la tentación de robárselo porque ahí
tiene más plata que yo en mis bolsillos… y los mariguanillos se le
acercan a uno para que le de unas monedas y las únicas monedas
que tengo son las que le robé al mendigo… la pobreza nos va a
matar a todos… al menos a los que trabajamos para fingir que
tenemos un propósito en la vida: comer pa’ vivir… pa’ piores
viene de nuevo la tamaliada, que como me gustan tanto los
dichosos tamales! encima me ponen a cortar las hojas (encima
y debajo también) a suazarlas, a encender el fuego, que duro
un día completo en eso…que cansao… y para rematar, no dejan
dormir comiéndose los tamales fresquitos… (ya me se antojó uno)
en estos días me voy a tirar viendo documentales, el otro día
vi uno de las “ánguilas electricas” yo lo que me pregunto es ¿de
donde se conectan? ¿no hay de baterías? tuve que buscar un
manual de instrucciones en la interné… es que quiero una para
poner en el arbolito de navidá… a falta de series… claro, en
TNT dan muchas series, pero de esas no alumbran… y mejor
que no, porque gastan mucha luz… y bueno, yo los dejo que
tengan paz, que pasen alados… al lado de sus familias, y si no
quieren pues no… pero como siempre digo: pásenla como les
de la gana, que yo me voa descansar (no a descasar que sale
muy caro) (ni a descanar que ya casi no tengo pelo negro…)
y los veo hastál año próximo… por ahí de marzo…



22/12/16

Consejos Pa’ Navidá

Consejos Pa’ Navidá

 Interrumpimos este programa (dícese de los capítulos de
esta saga que nos tiene en suspenso (al menos a mí)) pa’
llevarles lo último de la moda… con tanto trajín de esta
escribidera sin sentido que me da, se mabía olvidao que
ya estamos a las puertas de una navidad más y como casi
no salgo ya, no me he dado cuenta de la gente pululando
(haciendo pululos) dando rienda suelta al consumismo
(con su mismo o con su otro) por eso, he aquí un par de
recomendaciones para pasar estas festividades más a
gusto, o es su defecto, menos deprimente… he visto que
mucha gente se ensaña con lo pobres animales que nada
deben, ni cristianos son… que pa’cer tamales dicen que
hay que matar un chancho, eso si que lo maten bien
matao, porque no hay nada más pior que un chancho
mal matao (lo contrario a “mal-parío) recuerdo una vez
(yo las cosas las recuerdo una sola vez) que mi padrino
Domingo tenía un chancho de engorde que llaman, y
cuando llegó navidá nada que había engordao… estaba
flaco flaco, se fue a fijar en el chiquero donde lo tenía
y se encontró una bicicleta estacionaria… claro, ese
condenao puerco estaba haciendo ejercicio para que no
se lo comieran… pero mi padrino no se anduvo por las
ramas (ni que juera mono) y siempre lo agarró y con
puñal en mano, se lo echó alevosamente… lo que pasa
es que luego se dio cuenta de que se había equivocao
de arteria y no le pegó la yugular, si no que le cortó la
otra, como quien dice el negativo… y el chancho se ha
despertao y pegando tremendo grito salió corriendo
cafetal adentro… mi padrino se le puso atrás, escopeta
en brazos, cual Rambo despavorido dispuesto a acabar
con tan espeluznante engendro… pero el chancho como
estaba en mejor forma, lo dejó botao rapiditico… claro
al rato empezó a escurrirse por la otra arteria, porque
no se le ocurrió hacerse un torniquete como recomiendan
en estos casos… y al final lo encontró moribundo ya y
sin fuerzas, entonces ahora si se lo llevó para hacer los
consabidos tamales, pero le salieron delgaditicos, por
la consistencia del susodicho chancho… ya lo del arbolito
y el portal no lo voy a mencionar más pues todas las
navidades doy consejos y nadie los sigue, solo resta
desearles suerte (aunque sea mala para no ilusionarlos)
en las compras masivas (+ IVAs) de estos días, el estrés
de las ofertas y la cara de sus seres queridos y no tan
queridos cuando llegue con esas cochinadas medias o
corbatas que a nadie le gustan para dar de regalo… a los
más pequeños, ojalá Santo Cloch les traiga juguetes de
mejor calidad (y no chinos) para que les duren por los
menos hasta el día de reyes… que los del año pasao, al
primer día andaban todos los pedazos regaos por el patio
Felices cenas, felices hipocrecías, felices compras, felices
decepciones, este año no tengo vacaciones, así que la
próxima semana estaré finalizando el chunchereco del
tiempo, por si alguien lo ha leído que no se quede con el
clavo y en enero como nunca tengo tiempo de postear
nada, no nos vemos… pásenla como les de la gana y que
el dios del consumismo sea misericordioso con ustedes…





17/12/15

Poniendo El Arbolito En Navidá (O PEAEN)

Poniendo El Arbolito En Navidá (O PEAEN)

 Es toda una odifea cuando llegan estas épocas (que
no son pocas) y hay que sacar el arbolito (de navidá)
en mi caso particular lo tengo guardado en el pedazo
de cielo raso que me dejaron en el corredor (el resto
de la casa no tiene) (debería algún día pedirle a Santa
un cielo raso para la casa) pero en estas trifulcas de
fin de año, intentando pagar lo que queda debiendo
del tal viernes negro, ni tiempo hay de escribirle la
carta, y como no nos alcanza para los regalos el 25
recurrimos al último recurso y postponemos el buen
regocijo pal día de reyes (los reyes vagos) no obstante
en esos días estamos tan atribulados comprando ya
los (in) útiles escolares que al final, tampoco hubo
regalos, pero no nos adelantemos, estamos en unos
días que con el fantasma de la tamalera encima, no
atinamos a saber qué es lo que sigue para celebrar
el nacimiento de nuestro señor Jesucris amén y en
mi caso (y en mi casa) ya es hora de sacárselo (el
palo) (de navidá) pero como me mandaron a cortar
las hojas pa los tamales no he podido bajarlo del techo
Y me dan ñáñaras, porque luego es un suplicio empezar
que a armarlo, que a adornarlo, todo el año metido en
ese espacio húmedo y oscuro que ya viene “adornado”
apenas lo pongo llegan y dicen: que adornos mas lindos
y originales ¿qué son? y yo con cara de pregunta, me
fijo y contesto: Ah, si… cadáveres de cucarachas y unas
cacotas de ratón! Ni qué hablar del portal, con el niñito
perdido y San José decapitado… las ovejas sin pastor
y el ángel caído… lo único bueno que tiene es el pesebre
(y saber si en realidad es así, porque yo en la vida he
visto uno) luego las bolas quebradas (las de adornar)
(las otras también de tanto merequetengue) y esos
regalillos que ponen para adornar, los chiquitos los
abrieron pensando que eran los de ellos… ni siquiera
tiene estrella… por aquello que dicen que unos nacen
con una estrella y otros nacemos estrellados… y luego
el clímax del maelstrom: las series! un reverendo y
locuaz (de loco) enredijo comida por chinchas y ruedores
(que ruedan) que tarda mas uno en desenredarlas que
en quitarlas luego porque no funcionan… en realidad
es una serie, una serie de peripecias que hay que vivir
pa complacer al populacho que pierde la cabeza (igual
que San José) en estos ritos pasados de moda y tan
cansados, pero que al menos nos ofrecen unos días
de vacaciones (a unos, a otros se les redobla (la labor))
De momento yo me voy… quedan un par de jueves
de este año, no sé si se me ocurre algo escribo (lo mas
probable es que no…) esperando que me puedan leer
y soportar por otro año mas… si les da la gana y ya me
tengo que ir porque tengo que ir a extraerlo del techo
(al árbol)






4/12/14

Navidad, Blanca Navidad…

Navidad, Blanca Navidad…

Pero eso no es discriminación?, digo porqué tiene que ser solo
blanca? Ya se acerca el tiempo de los regalos, los paseos, las
vacaciones, el exceso y el retroceso, yo ya he dejado de quejarme
mucho pues igual, utilizo esos días para descansar y olvidarme
del tedio cotidiano, pero no puedo dejar de observar como todos
los años el consumismo (o sinmiotro) absorbe a todos por igual
un tipo se quejaba que desde octubre un supermercado chino
puso adornos navideños… pero esos malditos ni creen en eso!
claro en eso no, pero si en el merchandisin… de mi parte, ya lo
saben, me gustaría invernar como los osos, a todo esto, me he
preguntado: ¿los osos duermen todo ese tiempo que pasan en
invernación o qué hacen? leen, ven televisión o qué? porque
debe ser bien aburrido pasar solo durmiendo… ¿o no tanto?
claro, yo con mucho gusto, la próxima vida seré oso, para ser
muy “osado” (y no “usado”)  Con esta época vienen todo tipo
de sentimiento (si sen te miento, que se puede esperar?) y
las superficialidades (rayos! que palabra mas difícil!) el culto
al bananal… digo, a lo banal… No, y también al bananal, que
siempre tengo que meterme a cortar hojas pa’ los tamales…
Por otro lado (o por este) estoy temiendo la organización para
poner el portal, me ponen a bajar el arbolito, tanto que me
costó subirlo el año pasado, de ahora en adelante, lo dejaré
ahí para no pasar todos los años por lo mismo… pero lo que
mas me molesta son las “series” (sobre todo “el séptimo cielo”
como la aborrezco!) No… las series de luces que las compras
este año y ya el otro la tienes quemada (la serie) que le cambie
el bulbo blanco dicen (y dale con el racismo) pero si todos son
blancos? Y aunque sean negros… ese tip no funciona… una vez
le cambié todos los bombillos a una y ni así sirvió, luego me di
cuenta de que los ratones le habían roído los cables… Y es por
eso que este año, en la penúltima columna del año, o la última
si me da pereza escribir la otra semana, que es lo mas fijo, voy
a poner el portal o nacimiento en el corredorcito de mi blog
para que le echen moneditas, ya saben que yo estoy en contra
de la mercadotecnia y el “consimismo” y esas tonterías y el jojo-
jo…dido de Sata Clós con su traje rojo y anunciando refrescos
que la gente sataniza y dice que es malo aquí, malo allá, entonces
para estar acorde con la navidá, he aquí mi portalito: