Mostrando entradas con la etiqueta descubrimiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta descubrimiento. Mostrar todas las entradas

13/10/16

Día De La Rata

Día De La Rata

Digo, de la risa, de la reza, de la raza! (me faltó de la rosa)
(y de la rusa) sin embargo todos esos días están fundidos
en uno solo, el 12 de octubre, que por andar enfiestao, no
lo celebré… (oh, esperen, por eso era que andaba enfiestao)
les he dicho quinientas veintitrés veces de qué se trata este
día que le cambian el título a cada rato, empezamos con
que era el descubrimiento de América… pero luego los que
se encargan de los feriados se coscaron y concluyeron que
América ya estaba “descubrida” antes de la llegada de los
españoles, por lo que lo llamaron día de la raza, luego, se
dieron cuenta de que era muy “razista” y lo llamaron el
encuentro de culturas, pero como eso no fue un encuentro
digamos nivelado… se acordó llamarlo de la hispanidad…
como nadie sabe qué significa eso… lo dejaron así un tiempo
Ahora, por otro lado existen los que alegan que esto no
fue un encuentro satisfactorio, si no, un genocidio! una
matazón e imposición de costumbres brutal por parte de
los europeos y se rasgan las vestiduras diciendo que no
debemos celebrar nada… otros dicen que los indígenas de
acá no eran unas santas palomas y que se defendieron
provocando matanza entre los conquistadores (Casanova,
Juan Tenorio… el galán…) en realidad, yo me siento con
mis palomitas de maíz a leer las cruentas discusiones que
se forman y me río de todos… ¿Qué no hay nada qué se
pueda celebrar? ¿Cómo que no? usted, que se queja de
la muerte de millones de indios, usted, que arremete con
argumentos a favor de los descubridores, no tuvieron
nada que ver en el conflicto! a ustedes nada les pasó!
nadie los ha conquistao, torturao o impuesto costumbres!
están detrás de un puto monitor, con todas los avances
tecnológicos y las comodidades que se puedan imaginar
no tienen derecho a berrear ni madres… a ustedes no les
ha pasado nada, manada de chillones inconformes y
ridículos… pasó lo que tenía que pasar: vinieron extraños
de otras tierras hace más de quinientos años y vieron la
oportunidad de fortuna y gloria e hicieron lo que tenían
que hacer (en ese tiempo era moda) salados a los que
les tocó sufrir (reitero: ni a usted ni a mí) los indígenas
se defendieron a como pudieron, mala suerte que fueran
inferiores en calidad de armas y estrategias de guerra…
así es el mundo, yo digo que ni vergüenza para los de
fuera, ni compasión para los de dentro… tenía que pasar
¿o qué esperaban? ¿negociaciones diplomáticas? eso
me parece que no se veía mucho en esos tiempos…
y déjenme quedito el feriado, que mientras den libre
qué mimporta si lo que se celebra es el Juicio Final o
El Paso de la Peste Bubónica por Europa… y ya me voy
porque tengo que seguir celebrando, fin de semana re-
largo…


9/10/14

Colon… oscopía

Colon… oscopía

 Ahora que ya casi se celebra de nuevo la vez que un tal
Cristóbal Colón vino a estas tierras más perdido que el
sobrino de la hermana de la llorona, y sé que algunas veces
ya lo he anal… izado, y viendo como se relacionan estos
temas es que me da por profundizar en todas las hazañas
(y las lasañas) que ha hecho el ser humano en la historia
(mal contada, por cierto) (y mal hechas, también (las hazañas)
(y las lasañas)) Estoy esperando a ver con qué tontera van
a salir este año, ya pasé por “el descubrimiento de América”
“El día de la raza”, “el encuentro de culturas” “el 12 de
octubre”… ¿Cómo lo llamarán esta vez? Prefiero y no voy
a especular (de eso hablo después) Porque en realidad, lo
que Colón descubrió fue la manera de hacer un “mal viaje”
(Yo que creí que solo con hongos alucinógenos se podía)
Un viaje erróneo que afectó prácticamente a medio mundo
En la escuela nos lo pusieron (a Colón) como un héroe…
como alguien a quién admirar (y claro, era un “admirante”)
pero me imagino que no sería tan bueno, puesto que luego
nombraron así a una parte bien indecorosa del cuerpo…
(aparte de que también se llama así una moneda devaluada
y pisoteada de un par de países centroamericanos) Y esto
si que me lleva a “especular”… Empezar diciendo que ese
verbo es un tanto comprometedor, puesto que se aplica
con un espéculo… ¿y qué es un espéculo? Pues un espejo
para verte el cu… tis… Yo no sé si con ese aparato pueden
examinarte lo que dije antes (el colon) O es igual que la
próstata que tienen que meterle a uno el dedote (mejor
sería que le den el “dedeté” (pero ya prohibieron esa cosa)
(el dedeté)) Lo único que queda es… no ir a la “consurta”
dijeron los Mojinos Escozíos. Estoy pensando, porque cada
vez se acerca más la edad de esos malditos exámenes tan
incómodos, sin embargo, hace unos días escuché por ahí
que los dentistas hacen “tratamiento de nervio” … voy a
ver si me tratan a mi, pues estoy nerviositico… También
me dijeron que para tratar los nervios es bueno una cosa
que llaman “espíritu de azahar” ¿pero si a lo que le tiene
miedo es a los espíritus? No creo que le ayude mucho…
Hablando de todo esto (claro, como lo tengo que hablar
solo…) se me ocurre que hay muchas terminaciones muy
poco elegantes de palabras, por ejemplo “reculo” ¿Qué es
eso? Que tiene dos cu… los? (Bueno, hay unas que si que
tienen un “re-culo”) Pero “ridículo” no puedo explicar que
es. De todos modos y ya pensándolo bien, la terminación
“culo” está hasta en la anatomía, pues todos terminamos
en eso…