Mostrando entradas con la etiqueta fin de año. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fin de año. Mostrar todas las entradas

22/12/16

Consejos Pa’ Navidá

Consejos Pa’ Navidá

 Interrumpimos este programa (dícese de los capítulos de
esta saga que nos tiene en suspenso (al menos a mí)) pa’
llevarles lo último de la moda… con tanto trajín de esta
escribidera sin sentido que me da, se mabía olvidao que
ya estamos a las puertas de una navidad más y como casi
no salgo ya, no me he dado cuenta de la gente pululando
(haciendo pululos) dando rienda suelta al consumismo
(con su mismo o con su otro) por eso, he aquí un par de
recomendaciones para pasar estas festividades más a
gusto, o es su defecto, menos deprimente… he visto que
mucha gente se ensaña con lo pobres animales que nada
deben, ni cristianos son… que pa’cer tamales dicen que
hay que matar un chancho, eso si que lo maten bien
matao, porque no hay nada más pior que un chancho
mal matao (lo contrario a “mal-parío) recuerdo una vez
(yo las cosas las recuerdo una sola vez) que mi padrino
Domingo tenía un chancho de engorde que llaman, y
cuando llegó navidá nada que había engordao… estaba
flaco flaco, se fue a fijar en el chiquero donde lo tenía
y se encontró una bicicleta estacionaria… claro, ese
condenao puerco estaba haciendo ejercicio para que no
se lo comieran… pero mi padrino no se anduvo por las
ramas (ni que juera mono) y siempre lo agarró y con
puñal en mano, se lo echó alevosamente… lo que pasa
es que luego se dio cuenta de que se había equivocao
de arteria y no le pegó la yugular, si no que le cortó la
otra, como quien dice el negativo… y el chancho se ha
despertao y pegando tremendo grito salió corriendo
cafetal adentro… mi padrino se le puso atrás, escopeta
en brazos, cual Rambo despavorido dispuesto a acabar
con tan espeluznante engendro… pero el chancho como
estaba en mejor forma, lo dejó botao rapiditico… claro
al rato empezó a escurrirse por la otra arteria, porque
no se le ocurrió hacerse un torniquete como recomiendan
en estos casos… y al final lo encontró moribundo ya y
sin fuerzas, entonces ahora si se lo llevó para hacer los
consabidos tamales, pero le salieron delgaditicos, por
la consistencia del susodicho chancho… ya lo del arbolito
y el portal no lo voy a mencionar más pues todas las
navidades doy consejos y nadie los sigue, solo resta
desearles suerte (aunque sea mala para no ilusionarlos)
en las compras masivas (+ IVAs) de estos días, el estrés
de las ofertas y la cara de sus seres queridos y no tan
queridos cuando llegue con esas cochinadas medias o
corbatas que a nadie le gustan para dar de regalo… a los
más pequeños, ojalá Santo Cloch les traiga juguetes de
mejor calidad (y no chinos) para que les duren por los
menos hasta el día de reyes… que los del año pasao, al
primer día andaban todos los pedazos regaos por el patio
Felices cenas, felices hipocrecías, felices compras, felices
decepciones, este año no tengo vacaciones, así que la
próxima semana estaré finalizando el chunchereco del
tiempo, por si alguien lo ha leído que no se quede con el
clavo y en enero como nunca tengo tiempo de postear
nada, no nos vemos… pásenla como les de la gana y que
el dios del consumismo sea misericordioso con ustedes…





21/1/16

¿Quién Estoy y Donde Soy?

¿Quién Estoy y Donde Soy?

 Pues que con el aplastante itinerario de fin y principio
de año (mitad de vacaciones durmiendo, la otra mitad
enfermo) y este “comincipio” en el trabajo abrumante
ya hace un mes que no publico… y el “feis” solo decirme
que los poco mas de cien fans de la Columna están tan
deseosos de leerme que… puras patrañas! Pero bueno
he comenzado este año con el pie derecho (porque no
tuvieron que amputármelo por dicha…) pero con una
suerte… (mala como siempre) no hay mucho que contar
se mespedazó el carro (yora sí no camina…) me daba
pereza quitar el árbol y se hizo un basurero que ahí con
el tiempo iré erradicando… ayer sufrí una pérdida que
es irreparable: me mataron el perro, salió a husmear
(creo que sin el “hus” solo a mear) y se lo ha comío un
coyote… este evento me lleva a cuestionarme una vez
más la defensoría de los animales, el absurdo deseo de
proteger especies ¿para qué? ¿qué bien hace un coyote
por ejemplo? mata gallinas, me mató el perro ¿para
qué quieren que viva un animal tan cruel? bueno, no
sé si el coyote está en peligro de “extinguición” pero
¿qué sucede si me encuentro una pelea entre animales
en peligro? (de hecho si están peleando ya es peligroso)
¿a cual defiendo? ¿al más débil? si tengo que eliminar
a uno de los dos para que no mueran ambos ¿quién soy
yo para contradecir los designios de la naturaleza?
igual los naturalistas que no maten aquí, que no maten
allá (que maten más pa’llá) ahora con esto de la ley
contra el maltrato animal ¿Cómo hago para demandar
al puto coyote? ¿o será que se lo comió sin maltratarlo
mucho? De hecho desperdició la mitad… pero ya muerto
no creo que sufriera demasiado… y bueno, dejemos al
perro de lado (¿de cual?) y continuemos con nuestras
vidas, que para eso ya realicé mi lista de propósitos de
año nuevo (es parecida a la del año pasado, o sea solo
tiene una línea (¿de coca?): No tener propósitos…) así
no me frustro si no logro lo propuesto (igual me frustro
por cualquier nimiedad) pero me da cólera imaginarme
al maldito coyote tan orondo sin castigo por haberse
comido a mi perro! que ganas de prepararme un buen
“coyote caliente” con el lomo dese desgraciao… pero ya
ya, ahorita no tengo mucho tiempo para escribir (bien
por ustedes) así que los dejo hasta la próxima, tal vez
con un tema más interesante (sería una novedad)


11/12/14

Hasta El Próximo

Hasta El Próximo

 Como ya les había anunciado, esta es la última columna del año
Y conociéndome, ya sabrán que no voy a perder el tiempo con
listas de propósitos de año nuevo, que de todos modos a los seis
días de enero se me han olvidado, ni tampoco deseándoles feliz
navidad, próspero año (Próspero ya se murió) ni pascuas, ni la
madre de Satanás… Ahora que lo menciono, ¿no es que pascua
es la semana siguiente a la semana satan… que diga, santa? no
entiendo cuando en realidad son las “pascuas” pero no es que sea
muy relevante que digamos… de mi parte, solo me iré a descansar
quince días, lejos de la gente, del barullo, de las majaderías, de
los incautos que tanto molestan, de todos modos, si lo han notado
la calidad de mis escritos va en desmedro… no se me ocurren
ideas tontas para escribir, que escriba algo interesante, me dicen
pero soy fiel a mis convicciones y Columna en Decadencia jamás
publicará nada interesante… ¿entonces para qué la tiene? me
dirán (“medirán” con una regla) la tengo porque me da la gana
(la columna) y son 6 o 7 años de estar haciendo sufrir a mis
lectores mas asiduos (o asi-tríos) ya qué… pero tranquilos, hoy
la columna cierra y vuelve a abrir por ahí de febrero, espero que
en ese maldito mes de enero los odiosos clientes me den razones
y mucha bilis para inspirarme y volver a “dar caña” como dicen
los españoles… lo que nunca he sabido es si, caña de pescar o
caña dulce pa´moler… pero eso que quede pa’l quince de setiembre
En noticias referentes al caso, ya gasté el aguinaldo, ya no me
pidan nada, no me metí ninguna borrachera, no voy a ir a ninguna
fiesta a reirme de los participantes, no voy a ir de paseo, voy a
quedarme encerrado en la casa descansando y me voy a cansar
de descansar, mientras el resto derrocha alegría, energías, dinero
y bombetas en absurdas festividades que asustan a los perritos
(al menos eso he visto en las campañas de “feisbuk” que ponen
los perros) De hecho, a mi también me asustan, detesto cuando
el 31 de diciembre revientan cachiflines a media noche y me sacan
de mi placentero sueño! me dan ganas de salir con mi escopeta
y dispararles en el cu…tis… pero recuerdo que no tengo escopeta
y se me pasa… además, me da tanta pereza levantarme, mejor
me pongo la almohada alrededor de la cabeza y sigo durmiendo
qué ocurrencias ponerse en esos ridículos ese día… ¿porqué no
lo hacen todos los días? (es que dicen que es muy cansado)…
me refiero a reventar pólvora… así uno se acostumbra y no le
molesta tanto que lo desvelen, que sí, que el 31 me tengo que
acostar temprano, porque al otro día empiezo otro cansado y
tedioso año… y una última amenaz… digo, advertencia: no me
envíen felicitaciones de año nuevo si su teclado carece de la
muy necesaria letra ñ…


20/12/13

…Y Ahora Si: El Final

…Y Ahora Si: El Final

 Y bueno, hoy doy por terminado este año, cuantas aventuras y
proezas he realizado! (ninguna (al menos que yo recuerde)) o al
menos ninguna que merezca la pena, sin embargo, no me voy a
referir como todo el mundo a estas épocas que tan trilladas son
si no, en el asunto este de estar esperando que algo suceda, el
otro día lo hablamos en Semaneando, esperar es sin duda alguna
lo más desesperante que hay, aunque parezca contradictorio, no
y lo es… Hay ciertas cosas que yo hago mientras espero, el otro día
se me ocurrió sentarme al frente de unas carteleras de cine para
ver las idioteces variadas que dicen las personas cuando pasan
el frente de un anuncio de una película “Ay, miren, sale Brad Pitt!”
y yo volví a ver por cual puerta iba saliendo el susodicho… ah, que
participa en la película, quiso decir…Al menos yo con mi mp3, ya
no me preocupa si la espera (o es-manzana) es larga o corta, si
tengo la música adecuada no me afecta lo que tarde cualquier tipo
de espera, a veces hasta deseo que no llegue la hora, he pensado
que si he de ir al infierno me dejen llevar mi mp3… no sufriría
ningún tormento. Ahora que esperaba que llegaran las vacaciones
si se me hizo un poco tedioso, porque en el trabajo no me permiten
usar el mp3… No voy a atender indeseables cantando canciones
de Blind Guardian ¿o sì? Por otro lado, también estuve analizando
comprarme unos zapatos nuevos, pues desde hace seis meses
solo tengo un par, bueno, tengo estos y los viejos… sin embargo
es un poco engorroso cuando uno va a medirse unos zapatos y
recuerda que en la mañana se puso un par de medias de las cuales
una estaba rota… pero no recuerda en cual pie se puso la buena…
entonces, sentado en el banquito intenta hacer memoria (que a
estas alturas ya es difícil) ¿en cual me la puse? ¿en cual me la puse?
y decides echarlo a la suerte… descubriendo que te quitas el pie…
no, no te quitas el pie, te quitas el zapato correspondiente al dichoso
calcetín “rompido” y como la dependienta no te ha visto, te apuras
a cambiarlo y ves con horror… que no era solo una la media rota…
entonces qué total, te levantas y pagas los zapatos y sales de ahí…
¿pero porque salí con esto? ¿con los zapatos?... no, no, es que
tengo mal las notas, iba a hablar algo de las vacunas, pero se me
olvidó qué era… ahora bien, para terminar y se vayan ya a descansar
(de mi) les diré que si sientes que alguien te llama por las noches…
despiértalo, para que no desvaríe y te deje dormir…
Y me voy y no vuelvo hasta quién sabe cuando…