Mostrando entradas con la etiqueta perro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta perro. Mostrar todas las entradas

6/9/19

Consejos Fútiles


Consejos Fútiles

 Ya en esta sección he dado algunos consejos, pero nadie mea…
me-a hecho caso… hoy vengo a darles solo uno (un consejo)
que se me ocurrió ayer cuando venía pal trabajo y me paré en
una caca e’ perro… por cierto un día un conocido me contaba
que una vez se paró en una pierna y lo llevaron preso… porque
la pierna en la que se paró no era de él… se la había encontrado
botada y pues… pero bueno ¿qué les aconsejaba? ah sí, ¿qué
hacer si te subís a una mierda con zapatos tractor? pues nada,
no botar los cepillos de dientes que vas desechando… o sea
primero, no hay que tirar los cepillos y ya luego te podés parar
en la caca… porque, aquí viene lo interesante: con el cepillo
que has tenido la precaución de no desechar, se puede limpiar
el zapato! que sí, que ayer me pasó… vengo y me zampo en
una caca del Bobby… luego como a mediodía que se suelta
ese olor a asamblea legislativa (puuuura mierda rancia) entonces
¿qué hice? (estoy preguntando de veras, porque no miacuerdo)
ah, sí, que abro la gaveta (la del escritorio) y que me encuentro
tres cepillos de dientes (los que he usado en esto veinte años
de estar acá…) recomiendan cambiar de cepillo cada tres meses
yo cambio de dientes cada tres cepillos… pero ese no es el caso
sino que saco un cepillo de los viejos, no del que tengo ahora
que este mes cumple cuatro años… porque también se debe de
tener ese cuidado, de no confundir el cepillo en uso con el que
se va a agarrar pa’ limpiar la suela del zapato… porque también
eso me ha pasado… y luego hay que lavarse los dientes con
algo más que dentrífico… destíficro… científico… pasta colgate!
no había que hacer anuncios, pero igual… colgate de una cercha
ah bueno, decía que me fui pal baño, abrí el tubo del lavatorio
me quité los zapatos, los puse bajo el chorro y con el cepillo
es facilísimo quitar la mierda de la suela… si así fuera para
quitar la mierda de todo lado, andaría con un cepillo entre la
bolsa todo el tiempo y le pasaría por la jacha a tanta gente
de mierda que se topa uno en el camino, y hasta cuando no
anda caminando… a veces sería mejor andar ciertos artefactos
para alguna urgencia que le urge, o emergencia que le emerge
no es lo mismo llegar y decirle al doctor: atiéndame que me
urge… que atiéndame que me emerge… por lo que llego a
la conclusión de que urgencia y emergencia son dos cosas
totalmente distintas… feo tener aparte de urgencia y emergencia
una “sumergencia” por que esta (¿Cuál?) te sumerge… y uno
ya sumergido como que no sirve de mucho, más bien es muy
peligroso que se lo almuerce un tiburón… y, por cierto, un
consejo para que no se lo coma un tiburón es que no vaya
al mar… (usted, no el tiburón) la gente teniendo pesadillas con
las películas de tiburones y en la vida han visto la playa… lo
malo es que inventaron Sharknado… que son tan malas, tan
malas que he visto las seis… y ahí si se debe tener miedo
a los tiburones mezclados con huracanes… porque uno lo
mas tranquilo disfrutando de la brisa y viene y te arranca una
pierna de un ñangazo! (que por cierto yo creo que esa es la
pierna en la que se paró el conocido que les comenté) pero
bueno, ya que tienen los zapatos bien limpitos, pueden salir
de mi estancia para que me dejen en paz…



21/1/16

¿Quién Estoy y Donde Soy?

¿Quién Estoy y Donde Soy?

 Pues que con el aplastante itinerario de fin y principio
de año (mitad de vacaciones durmiendo, la otra mitad
enfermo) y este “comincipio” en el trabajo abrumante
ya hace un mes que no publico… y el “feis” solo decirme
que los poco mas de cien fans de la Columna están tan
deseosos de leerme que… puras patrañas! Pero bueno
he comenzado este año con el pie derecho (porque no
tuvieron que amputármelo por dicha…) pero con una
suerte… (mala como siempre) no hay mucho que contar
se mespedazó el carro (yora sí no camina…) me daba
pereza quitar el árbol y se hizo un basurero que ahí con
el tiempo iré erradicando… ayer sufrí una pérdida que
es irreparable: me mataron el perro, salió a husmear
(creo que sin el “hus” solo a mear) y se lo ha comío un
coyote… este evento me lleva a cuestionarme una vez
más la defensoría de los animales, el absurdo deseo de
proteger especies ¿para qué? ¿qué bien hace un coyote
por ejemplo? mata gallinas, me mató el perro ¿para
qué quieren que viva un animal tan cruel? bueno, no
sé si el coyote está en peligro de “extinguición” pero
¿qué sucede si me encuentro una pelea entre animales
en peligro? (de hecho si están peleando ya es peligroso)
¿a cual defiendo? ¿al más débil? si tengo que eliminar
a uno de los dos para que no mueran ambos ¿quién soy
yo para contradecir los designios de la naturaleza?
igual los naturalistas que no maten aquí, que no maten
allá (que maten más pa’llá) ahora con esto de la ley
contra el maltrato animal ¿Cómo hago para demandar
al puto coyote? ¿o será que se lo comió sin maltratarlo
mucho? De hecho desperdició la mitad… pero ya muerto
no creo que sufriera demasiado… y bueno, dejemos al
perro de lado (¿de cual?) y continuemos con nuestras
vidas, que para eso ya realicé mi lista de propósitos de
año nuevo (es parecida a la del año pasado, o sea solo
tiene una línea (¿de coca?): No tener propósitos…) así
no me frustro si no logro lo propuesto (igual me frustro
por cualquier nimiedad) pero me da cólera imaginarme
al maldito coyote tan orondo sin castigo por haberse
comido a mi perro! que ganas de prepararme un buen
“coyote caliente” con el lomo dese desgraciao… pero ya
ya, ahorita no tengo mucho tiempo para escribir (bien
por ustedes) así que los dejo hasta la próxima, tal vez
con un tema más interesante (sería una novedad)