Mostrando entradas con la etiqueta animales. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta animales. Mostrar todas las entradas

15/6/17

Gentilismo

Gentilismo

 Que no es lo mismo que gentilicio… aunque casi… en los
tiempos que corren (y corren tan rápido que ya no los logro
alcanzar) se ha formado una moda, un tendencia, una maña
mejor dicho… de ofenderse por todo, y yo sé que ya deben
estar cansados (más que ofendidos) por insistir en el tema
pero esta vez solo vengo a ponerle nombre, que ni machismo
que ni feminismo (y no se molesten en explicarme la supuesta
diferencia) ni animalismo, ni defensor de los “homosensuales”
ni qué decir de los veganos, (que yo creí que eran los partidarios
de Vega) vivimos en la época del “gentilismo” ¿Qué quéseso?
vaya usté a saber… ese afán por sentirse la víctima, el mártir,
el que más derecho tiene para demandar… el que puede
aprovechar la oportunidad para sacar una suma millonaria
al incauto que tuvo la osadía de decir algo que aparte de ser
cierto, le lastimó su endeble corazoncito… creo que esto de la
“ley mostaza” digo, mordaza se lo tomaron muy en serio, ya
no se puede decir nada! no puedo hacer chistes ni de gays
ni de negros, ni de cojos, ni siquiera de borrachos, ni tampoco
de mujeres, que son los más graciosos… se han cagao en el
humor, ahora cuentas un chascarrillo y de los cinco idiotas
que lo están escuchando a uno: uno se ríe (por compromiso)
dos te hacen modos y dos amenazan con demandarte con la
“suciedad protectora de llorones” esto de la exclusión ya me
está llegando hasta la coronilla (de la muela) está bien, está
bien, queda usté, señor, “exclusao” repito que yo no soy racista:
discrimino a todos por igual… lo que más se las trae es el famoso
feminismo… recuerdo que antes, una frase muy repetida entre
los varones que se creían machos (no me incluyo en esto, porque
nunca me pasó…) era: “tal o cual, me lo va a prestar” o “ya me
lo prestó” o “no me lo prestó” o cualquier juego de palabras que
se referían a un “préstamo” nunca supe de qué hablaban… luego
me lo explicaron con abejitas y repollos, pero eso es ya otro cuento
pero a lo que voy es que: ellas se sentían ofendidas cuando se
“lo pedían prestado” ahora me pregunto: ¿qué los hombres no
se “lo prestaban” a ellas también? ¿o es que solo nosotros lo
disfrutamos? (bueno… yo no tanto…) el punto es que siempre me
ha hecho mucha gracha… digo, gracia cuando se enojan si les
hablamos mal de lo que defienden, ya sea fútbol, religión, política
machismo, feminismo, ecología, sicología… y un largo etcétera
de cuestiones que solo sirven para inflar el ego (Ego Espengler?)
porque necesitamos sentirnos importantes (yo no, yo asumí mi
rotundo fracaso el día que nací (lo asumí cuando tuve uso de
razón (hace como diez años))) y así, muy pocas cosas pueden
calar en mi convicción, cualquier ofensa para mi es un halago…
así que si busca como hacerme sentir mal… llegó tarde, no tengo
otra manera de sentirme… en fin, la gente está muy subsentible…
subrepticia… supertible… convertible… delicada!! como para
volver a acercársele… me daba repulsión antes que no se ponían
con tanta milindrada… ahora que son intocables, mejor no les
vuelvo a hablar (pero qué digo? si también así se ofenden…)
entonces a dar rienda suelta a la lengua (en este caso a los
dedos) que lo más que hacen es bloquearte de su muro de
feisbuc…





14/7/16

Entre Toros Y Pokemones

Entre Toros Y Pokemones

 Parece que el mundo se pone mas idiota cada vez
y esto no es nuevo, que va… ya se los he venido
diciendo desde hace ocho años o algo así, pero al
parecer a veces se me contagia la estupidez y no
consigo salirme del mismo rol que critico, aunque
personalmente no ando buscando como “encajar”
valiéndome de esas modas absurdas que tanto se
anuncian por ahí ¿quieren que “encaje”? pues lo
que les voy a “encajar” es una patada por inútiles
en estos días se ha desatao la fiebre el “Pokemon
Go” yo de lo que me acuerdo era eso de “go go
pauer renyer!”  o de “ninja ninja go!” pero esto
de pokemon go, no lo termino de entender… al
principio creí que se trataba de… en realidad, no
no pensé que se tratara mas que de otro invento
estúpido, que por cierto vi que un nerd de esos
por andar atrás de una bola virtual, se cayó de un
puente y se mató… creo que hasta aquí va a llegar
la raza humana, ni las pestes, ni las guerras, ni la
inquisición han podido exterminarnos… lo van a
hacer las bolas… (bolas mis bolas!) y no del dragón
que eran mas factibles… van a tener que recurrir
a las de “Chen Lon” para revivir a tanto inoportuno
que lo va a atropellar un tren o le va a caer una
viga de una construcción encima por andar de jetas
buscando cosas inexistentes… y bueno, con la
religión pasa lo mismo ¿no? el otro tema de hoy
porque está de más ahondar en los po-kemones
es el del torero muerto en España, que estos días
ha reventado las redes sociales (igual de reventado
quedó el torero) no voy a criticar… al toro, ni al
torero pues dicen que van a cobrar una multa a
quien se burle del caso (se van a hacer millonarios)
pero me acordé de un chiste:
 Un español invitó a un amigo extranjero a las tan
aclamadas corridas de toros, fueron a verla y luego
el español invitó al amigo al almuerzo en el restoran
al lado del redondel, le dice:
-Esta es la mejor comida para después de una buena
contienda, la especialidad de la casa: testículos de
toro, del toro vencío en la corrida…
 Bueno, piden eso y les traen unas bolotas así de
grandes… deliciosas, el extranjero queda muy
complacido.
 Al siguiente año lo invita el español de nuevo pero
resulta que se retrasó el avión y llegó tarde, ya había
terminado la corrida por lo que pasaron directamente
al almuerzo…
-Bueno- dice el extranjero- quiero la especialidad de
la casa.
 En eso que les traen unas bolillas así chiquititillas,
toas desnutrías…
-¿Pero que es esto?- dice indignado el extranjero –el
año pasado me sirvieron unas bolotas enormes y hoy
me salen con unas pinches canicas…
 Le contesta el español:
-Mi amigo… en el ruedo, el torero no siempre es el
que gana…

 ¡Y me voy antes de que empiecen las pedradas!





25/2/16

El Caso De la Pantera

El Caso De la Pantera

 En la primera Columna deste año les mencioné que un
coyote se había cenado a mi perro… pues resulta que no
están ustedes pa’ saberlo, ni yo pa’ contarlo, pero hace
unos días sufrí un ataque en mi guarida en el cual perdí
la vida… de mi otra perra… sí, la pobre Koki que tantos
años me había durado, ha venío un maldito alimal y se la
ha llevado en mis propias narices… esa era una noche que
mudando a madrugada, yo desconectado del mundo a
más no poder fui interrumpido brutamente (que diga
abruptamente) por un escándalo que provenía del patio
diatrás… ¿qué era? ¿qué pasaba? que un semerendo bicho
atrapaba a la perra, que en son de guerra había salido a
atacar, siendo que su frustrada incursión la convirtió al
instante en víctima de tan sanguinario cazador… Yo como
un zombi electrocutado, pegaba en todas las paredes y
dejaba todos mis dedos meñiques del pie en las patas de
los sillones… cuando por fin logré salir al exterior, en bata
de dormir, ya la fiera iba lejos con la desafortunada Koki
entre sus dientes, gritando y pidiendo auxilio… y yo, que
por la oscuridad no podía ver más allá de mi nariz (y eso
es mucho, porque dicen que la tengo larga (la nariz)) me
puse a pensar al ver mi atuendo: ¿qué pretendo? ¿evitar
el ataque del monstruo o matarlo del susto? (o de la risa)
Pero ya era tarde… (bueno, de madrugada más bien, como
la una era…) Después del susto y de la estupefacción que
me impedía reaccionar, regresé a mi humilde cama y no
pude dormir en el resto de la noche (de hecho, me quedé
dormido como a los diez minutos) pero igual, al otro día
investigando, me enteré de que hay una condenada pantera
(y no es rosa precisamente) comiéndose los perros de tór
mundo, ya van como veinte que se jarta y los seres
humanos comunes y silvestre tenemos que aguantarnos
de ir con un rifle y reventarla a tiros, solo porque es
prohibido, pues están en peligro destinción… lo dicho,
ya no hay derecho, ¿comuace uno si lo ataca? ¿se puede
alegar defensa propia o hay que dejar que se lo levante y
se lo almuerce? esto es preocupante, tanto así que un día
al despedirme de mi hija segunda (no no, no se llama Segunda
mija… es la segunda en consecución de mis hijos) me dice:
papi, si le sale la pantera, antes de que se lo coma le toma
una foto para saber como es… Hoy venía en el bus y una
señora le preguntaba a un vecino que si nuabía visto a su
perrita (a la suya no, lector, a la de la señora) una doberman
pinche –que diga, pincher- que se le desapareció y que le
había costado ciento treinta mil maracandacas… claro, tenía
razón de llorar su pérdida y yo pensando: bueno, al menos
a la Koki me labían regalao… pero igual, la extraño y de ahora
en adelante voy a estar ojo avisaor por si me la topo a esa
desalmada pantera, lo que no sé es si se meterá a las casas
a comerse a la gente… por si acaso, ya me voy para ir a
atrancar todas las puert…. no no!! quéeee…………
 aaaaaahhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!


21/1/16

¿Quién Estoy y Donde Soy?

¿Quién Estoy y Donde Soy?

 Pues que con el aplastante itinerario de fin y principio
de año (mitad de vacaciones durmiendo, la otra mitad
enfermo) y este “comincipio” en el trabajo abrumante
ya hace un mes que no publico… y el “feis” solo decirme
que los poco mas de cien fans de la Columna están tan
deseosos de leerme que… puras patrañas! Pero bueno
he comenzado este año con el pie derecho (porque no
tuvieron que amputármelo por dicha…) pero con una
suerte… (mala como siempre) no hay mucho que contar
se mespedazó el carro (yora sí no camina…) me daba
pereza quitar el árbol y se hizo un basurero que ahí con
el tiempo iré erradicando… ayer sufrí una pérdida que
es irreparable: me mataron el perro, salió a husmear
(creo que sin el “hus” solo a mear) y se lo ha comío un
coyote… este evento me lleva a cuestionarme una vez
más la defensoría de los animales, el absurdo deseo de
proteger especies ¿para qué? ¿qué bien hace un coyote
por ejemplo? mata gallinas, me mató el perro ¿para
qué quieren que viva un animal tan cruel? bueno, no
sé si el coyote está en peligro de “extinguición” pero
¿qué sucede si me encuentro una pelea entre animales
en peligro? (de hecho si están peleando ya es peligroso)
¿a cual defiendo? ¿al más débil? si tengo que eliminar
a uno de los dos para que no mueran ambos ¿quién soy
yo para contradecir los designios de la naturaleza?
igual los naturalistas que no maten aquí, que no maten
allá (que maten más pa’llá) ahora con esto de la ley
contra el maltrato animal ¿Cómo hago para demandar
al puto coyote? ¿o será que se lo comió sin maltratarlo
mucho? De hecho desperdició la mitad… pero ya muerto
no creo que sufriera demasiado… y bueno, dejemos al
perro de lado (¿de cual?) y continuemos con nuestras
vidas, que para eso ya realicé mi lista de propósitos de
año nuevo (es parecida a la del año pasado, o sea solo
tiene una línea (¿de coca?): No tener propósitos…) así
no me frustro si no logro lo propuesto (igual me frustro
por cualquier nimiedad) pero me da cólera imaginarme
al maldito coyote tan orondo sin castigo por haberse
comido a mi perro! que ganas de prepararme un buen
“coyote caliente” con el lomo dese desgraciao… pero ya
ya, ahorita no tengo mucho tiempo para escribir (bien
por ustedes) así que los dejo hasta la próxima, tal vez
con un tema más interesante (sería una novedad)