Mostrando entradas con la etiqueta Perdidos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Perdidos. Mostrar todas las entradas

29/5/14

Perdidos

Perdidos

“Perdi-dos” y solo encuentro uno… pero hoy les quería hablar de
un fenómeno que nos aqueja desde tiempos inmemoriales y es
lo que tanto promovía un antiguo programa que se llamaba: los
“misterios sin revolver” (y no es lo mismo revolver que revólver)
O los misterios sin resolver era (o sin “resólver”)  Y es que la gente
se sigue perdiendo… aunque yo paso a pensar que el término que
le atribuyen al “perdido” no lo es tal… porque el sujeto en cuestión
no está perdido, si no que solo está inubicable para el resto, él si
sabe donde se encuentra (a menos que esté loco o muerto) pero
esto lo aprendí, porque hace mucho tiempo yo le tenía terror a
las grandes ciudades (claro, acá en Costa Rica no hay grandes, casi
podríamos llamarlas pueblos) y decía que no podía ir solo a tal o
cual ciudad porque me “perdía” hasta el momento, aunque los que
me conocen no sepan donde estoy, yo si que lo sé y en realidad
eso es lo único importante…Pero es que se ha perdido tanta gente
que al rato ya ni ellos saben donde están, digo esto porque en las
últimas semanas he visto muchos anuncios en las páginas del OIJ
(no de Eloy Jota que es otro (un detective privado (y si está “privado”
¿Cómo rayos va a investigar?))) requiriendo ayuda para localizar
personas extraviadas (o sea “viadas” más de la cuenta) pero con las
caras que ponen yo creo que a nadie le va a dar ganas de buscarlos
(Y si el “bus” es de “carlos” ¿porqué no le dicen a él?) pero digo yo
con razón se perdieron… y tienen que recurrir a poner fotos en las
redes sociales a ver si alguien los vio, pero paso a pensar que si uno
los ve, mejor se hace el maje y no avisa… de todos modos insisto: si
uno lo ve y está bien, no está perdido, ¿para qué se empeñan en
buscar a alguien que se fue? así ahorran en comida, es una boca
menos que alimentar… Aquí en mi pueblo se perdió una vez un tipo
era muy conocido por todos, y cuando llevaba media hora perdido
ya lo dejaron de buscar… porque aparte de feo, era muy grande
y comía mucho, además que nadie lo quería, ni la esposa, ni el
perro, por cierto a veces ponen a perros a rastrear a los desapercibi…
despareci… desparasita… no localizables! pero a los pobres perros
los ponen primero a olfatear prendas del susodicho y con eso…
mejor desisten de su misión y se jubilan jóvenes, como le pasó
a este de aquí:
http://2.bp.blogspot.com/-K0ME66cLmy8/UfQlcjbFbhI/AAAAAAAAH5g/xFwgujJv5zg/w426-h428/jjajajaa.jpg