Mostrando entradas con la etiqueta orificio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta orificio. Mostrar todas las entradas

17/7/14

Gases del Orificio

Gases del Orificio

 Aunque suene un tanto escatológico el título…si lo es, la verdad es
que me equivoqué, pero eso no es nada nuevo… hoy quería comentar
un asunto muy importante (pero ya no quiero, entonces vamos con las
mismas burradas de siempre) No sé si les habré comentado en alguna
ocasión en qué consiste mi trabajo, mejor será que no lo haga, pues sé
que se sentirán decepcionados y desengañados al saber que soy un vil
funcionario público… (a todo esto ¿porqué dicen “desengañado”? si es
todo lo contrario: si nos engañan estamos mal, pero si nos desengañan
ya volvemos a la normalidad ¿porqué tanta lloradera con la palabrita?)
(después de ese paréntesis tan largo, se me olvidó de que les hablaba)
Ah, si… así comoloyen, soy empleado del gobierno… pero no se crean,
no me compadezcan, en este trabajo puedo estar tranquilo, porque es
uno en el que el cliente nunca tiene la razón, por mas que patalee y se
haga la víctima, reclame o demande, estoy respaldado por las estúpidas
leyes que rigen este país y es inconstitucional llevarme la contraria…
claro, he de aclararles que soy un funcionario de ínfimo rango en esta
“cadena alimenticia” de zopilotes que existen en el gobierno, con decir
que cuando me contrataron, mi puesto fue nombrado como “asistente
de asistente de peón”… (no, no de pelón… del pelón de mi jefe…) Pero
no todo en mi es malo (bueno, si lo es) sin embargo, les diré que no es
fácil, como pueden leer en los “facículos” que a veces se vuelven muy
“dificículos” y hablando de cul… pables… lo que no es fácil es cuando
te aplican tu propia medicina, el otro día llamé al banco para hacer un
reclamo que tenía… (que frase más extraña “hacer un reclamo que tenía”
si ya lo tenía ¿para qué lo iba a hacer?) pero bueno la cuestión es que
le iba a decir al encargado de contraloría (que es detractor de Loría)
hasta de lo que se iba a morir… pero todo el enojo y el odio se me jué
cuando me contestó una muchacha… y hasta ahí llegué… me trabé
toditico y al final creo que salí con otra tarjeta de crédito aturuzada…
nada planeó como lo había salado… digo, nada salió como lo había
planeado… Cuando tengo que realizar algún trámite de orden público
y veo la negligencia y el tortuguismo con el que se atiende al público…
les doy toda la razón a los funcionarios, porque hay gente muy necia,
cuando uno de estos funcionarios me pide disculpas por el atraso o la
pérdida de algún documento, solo le contesto: “no se preocupe, sé por
lo que está pasando, yo lo he vivido, colega” y me voy, sin reclamar, sin
malos modos, ofensas y malas palabras, como la mayoría de usuarios que
son “madelucaos” decía mi abuelo, que creen que porque nos pagan los
salarios pueden controlar nuestra vida y decirnos como hacer nuestro
trabajo, y me voy porque estaba atendiendo un cliente y lo dejé por
escribir esta columna…