Mostrando entradas con la etiqueta edad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta edad. Mostrar todas las entradas

8/3/19

(Des) In Memoriam


(Des) In Memoriam

 Estaba viendo que hace casi un mes que no publico (el Word
me subraya esa palabra) que no posteo (siembro postes) por
estos lados y es que últimamente ando trascordao… creo que
ya me contagié de alzheimer… (y no recuerdo si eso es una
enfermedá degenerativa o venérea (que venera lo que ve)) pero
si mestoy empezando a priocupar… (pero luego se me olvida…)
el otro día salí a comprar baterías para mi mp3 y regresé con
una bolsa de maní… estaba lo más tranquilo comiéndomelo (el
maní) cuando miacuerdo! las baterías! con la palabra batería
hay un asunto curioso: a las baterías les dicen también pilas,
pero ambas palabras tienen varias acepciones, batería es un
instrumento musical y también una batería antiaérea, por su
parte (o por la mía) pila es un artefacto para lavar la ropa o
un recipiente para bautizar chiquitos… he escuchado que a esas
cosas también se les llaman bujías, la verdad no sé, no recuerdo
como es el nombre real de los proveedores de energía, pero
bueno ¿de qué les hablaba? ah sí, el evento más importante
me ocurrió un día de estos que entré al supermercado (el que
les conté que era salón de baile antes) y necesitaba comprar una
bolsa de arroz (una pequeña de ocho kilos) recuerdo que la cogí
del estonto… estirante… estoico (estoico-gido) espeluz… de la
repisa! donde se encontraba, la bajé y en mi mente quedó que
la había comprado… algunas horas después me dio por analizar
las compras que había hecho, pues resulta que la bolsa de arroz
no estaba… me puse a hacer memoria de donde pude haberla
dejado, llamé al taxista, nada… llamé a mi hermano, nada… llame
a mi mamá (esa no nada porque no tiene traje) pero tampoco
había dejado el arroz ahí… llamé al supermercado para que me
lo guardaran pero me dijeron que nunca pasé ese arroz por la
caja… quien sabe en cual pasillo lo dejé tirado y le puse más
trabajo a los acomodadores… por último, para convencerme de
que no lo había comprado me fijé en la factura del super y ¡oh
sorpresa! … no lo había comprado… para rematar necesito unos
zapatos… me fui para una tienda donde hay mucha variedad
y me encontré unos muy bonitos que según el precio que estaba
pegado en la suela era de 18 mil colones… pedí probármelos y
me pregunta la dependiente: ¿Cómo los siente? Suaveciticos
y confortableciticos, contesté luego, sacando la etiqueta de la
suela le digo ¿este es el precio? lo ve, se ríe y me dice: no, estos
valen 80 mil… casi me da un retorcijón de bolsillo… y le contesto:
ay, ya me están empezando a apretar y bastante!! (el pescuezo
era lo que sentía apretado) pero me animé y le reclamé: y ese
precio que tenía en la suela? a lo que me dice: no sé, seguro
algún descuidado se lo puso, pero el real es este y me lo enseña
(el precio que tenía en la lengua (ella no, el zapato)) ahhhhhhhh
digo yo y salgo por patas a la calle… que susto mellevao! y olvidé
que necesitaba zapatos por un tiempo más… creo que la cantidad
de gente que he atendido en estos dos meses me tiene con la
cabeza a punto del colapso, por lo que no se extrañen si las
Columnas son más distanciadas en estos meses (aunque todos
sabemos que las columnas distanciadas no sostienen bien a los
edificios)



1/6/17

Con La Edad

 Con La Edad

La Edad de Piedra será… hoy amaneció lloviendo horriblemente
escuché la lluvia en la madrugada y me iba a volver para el
rincón, cuando me acordé de que trabajo en una oficina y no
me mojo… no me mojo, dirán muchos, pero si, en el trayecto
de mi caverna hasta aquí, me aguacerea feo… y también cuando
caen goteras, el último día que me vio la doctora me dijo: es
usted un romántico… yo me estaba enfurruñando, pero aparte
de eso, mestoy quedando sordo… “reumático” fue lo que dijo
lo curioso es que hoy con tanto frío no me duele nada… a veces
me pregunto ¿me habré muerto sin darme cuenta? pero luego
pego el dedo chiquitillo de la pata en la puerta y recuerdo que
el terrible dolor solo le da a los vivos… ni tan vivo, no soy tan
brillante como yo creía… ahora que he pasado la mediana edad
(no quería hablar más de esto, pero es de lo que más hay por
el momento…) me entra la duda de qué pasará con mi blog en
el instante en que lo peor suceda? otra cosa que me pregunto
es cuando alguien está muy enfermo y los familiares esperan
que pase “lo pior” ¿qué es lo pior? morirse no creo que sea lo
peor para ellos, para uno tal vez si, o tal vez no, si está deseando
largarse de este mundo y sus tonterías, lo peor, para mí sería
que me acusen de un crimen que no cometí y pasar en la cárcel
siendo amado por algún negrote bien dotado… durante algunos
años… y digo algunos, porque al rato y se acostumbra… porque
dicen que ser violado, cuando se es muy macho (por suerte yo
no soy tanto) duele… pero solo las primeras quinientas veces…
volviendo con el tema de mi blog, los años van a pasar y aquí
voy a seguir, mientras no se me gasten los dedos, y aún así, pues
ya hay programas a los que uno les dicta y ellos escriben por uno
pero ya con setenta años, no creo que se entienda mucho de
lo que digo (no me entienden ahora…) ya me imagino yo de la
tercera edad (casi entrando a la cuarta) blogueando a diestra y
siniestra (cosas que se me olvidan seguramente, pues estaré
hastálocico de alzheimer) mi intención al crear la Columna en
Decadencia fue obtener el “recor guineos” al menos por necio
y por tiempo al aire… aunque nadie me hace caso, dejar esto
para la posteridad… pero como dijo Groucho: “qué ha hecho la
posteridad por mi?” esta semana como nubo temas importantes
les entrego lo que llamamos “un capítulo relleno” (re-lleno de
idioteces) quel empujón de Tromp, quel arreglo por fin de la
platina, y la gente haciendo presa tomándose selfis en medio
puente… (menos mal se hubieran tirado al río, así las fotos salen
más interesantes) que aquí que allá… temas cada vez menos
relevantes para contar, ¿será que miago viejo? (viejo su tata)
(¿ven? hasta hablo solo ya (ná, desde hace mucho tiempo, pues
no me queda nadie con quien discutir…)) y bueno, cuando se me
ocurra o a alguien se le ocurra otra estupidez, volveré para
Ana Liza… perdón, para ana-liza-rla…