Mostrando entradas con la etiqueta contacto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta contacto. Mostrar todas las entradas

16/4/15

Ventajas del Porno Sobre Las Relaciones “Verdaderas”

Ventajas del Porno Sobre Las Relaciones “Verdaderas”

 Y como dice la canción: todo depende, hoy vamo a hablar “a
calzón quitao” (Bueno, yo no, porque hace mucho frío) pero es
que analizando (o sea, levantando el ano… nimato (ni mato, por
que no vale la pena (y me llevan a la cárcel))) la situación que
vivimos y el estrés y las obligaciones y questo y quelotro, hay
que reconocer muchas cosas, una es que las relaciones de pareja
no tienen el más mínimo sentido. Antes, las mujeres se quedaban
en el hogar cuidando los hijos y haciendo los quehaceres, mientras
el hombre (de “Cromañón”) iba a procurarse el alimento, pero
en estos tiempos en los cuales todos quieren competir por un
ideal y una vida social acomodada, la vida en familia, o en pareja
está “osolecta” (dícese del plantígrado que colecciona) y entonces
se estarán preguntando: ¿Cómo resolvemos los hombres nuestros
placeres mundanos? Ahí es donde entra la solución: el porno, el
porno tiene muchas ventajas, una que se me ocurre es que una
película la pueden ver miles de hombres y nadie se va a pelear
por eso, al contrario: intenten que mil hombres “usen” a la misma
pareja… Me imagino el conflicto que habría, dado lo egoístas que
somos, queremos acaparar un ser humano solo para uno mismo.
Existiendo el hábito de compartir, pero eso no existe entre la gente
que llamamos “normal” A la porno no le duele la cabeza, no te va
a reclamar si no trajiste arroz, o si no le compraste los calzones, un
día me dice mi esposa: -Porqué nunca me compras nada? A lo que
le contesto: Ay, perdona, no sabía que vendías cosas! Con una porno
resuelves en dos minutos y no se pone a chillar que ella no sintió…
Y está mi frase célebre que dice: “No hay mal de amor que no cure
una buena porno” En realidad, estamos deslumbrados por el orgullo
y el sentido del “honor” y hay muchas cosas que no reconocemos
solo por no sentirnos “menos” es como reconocer que nos encanta
el olor de nuestros zapatos luego de quince días sin lavarlos…
Vamos que la belleza nunca ha estado en un vestido ajustado, he
llegado a escuchar tipos que dicen: yo prefiero ver una mujer con
un vestido sexy que desnuda… por favor! quítele el vestido y lo
pone a la par de la mujer desnuda ¿a cual se le tira encima?? el
vestido solo sirve para que la policía no la meta presa… (que se
la meta en la celda… digo! que la meta en la celda…(no sé si me
van siguiendo (igual, no es relevante)) En fin, yo prefiero una porno
a una pareja (o una “pajera”??) (bueno, a una pajera si podría yo
aceptarla) pero la verdad es que ninguna mujer reconoce que ve
porno, o al menos que le guste… Yo escucho todo el tiempo a los
tipos quejándose de que la mujer aquí y la mujer allá, que no los
deja en paz y aquí y allá ¿entonces para qué siguen con ella? y los
que logran librarse van y se buscan otra! que idiotez… ¿para qué?
si tan necesitados están de contacto humano, para eso hay lugares
donde das un dinero (la cantidad varía según el lugar) y ya tienes
placer y de paso una buena sífilis para que te quedes tranquilo…
No sé que le pasa a la gente, que entre más entretenimiento hay
sin implicar humanos, mas tonterías hace por buscar contacto…
Y peor si son rechazados, yo reconozco que cuando era joven e
inexperto (ahora, ya no soy joven…) me dejaban “plantado” pero
yo persistía: me quedaba ahí esperando que llegara, y me decía:
diablos! algún día tendrá que pasar por aquí!... Y como me dejaban
“plantado” colaboraba con el “miedo” ambiente forestal… además
de que me resultaba mejor así, pues era un ahorro económico, físico
y sicológico…