Mostrando entradas con la etiqueta saga. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta saga. Mostrar todas las entradas

4/8/17

Par Ti Dos

Par Ti Dos

Como bien lo dice el título (aunque no lo diga muy bien que
digamos (que digamos que dice)) esta es la parte dos de la
columna de la pasana mesada… de la semada pasana… de la
semana payasa… de la columna anterior! pues al enumerar
todas las utilizaciones de los partidos, olvidé mencionar a los
partidos políticos y me reclamaron… nada más por eso, ahora
pasemos a otra cosa ¿Qué por qué no ahondo en la política?
por que una vez mi papá me dijo que si quería a mi mamá
no discutiera de religión ni de política ni me metiera a árbitro
de jurgól… a mi la política me tiene podrido… (además de
partido) ahora con esto de que ya se gastó la plata y no saben
que vamos a hacer me tiene muy asustado… bueno, igual
yo ya estoy acostumbrado a que la plata se termine pues
para eso vinimos al mundo: a gastarla, como la primera vez
que supe que alguien se llamaba Gastón, me dije: ese es el
nombre que todos deberíamos llevar… como decía una
famosa canción: desde el primer chupón quél chiquito se
ha tragao, hasta verlo salir con diploma ya graduao, es un
montón de plata que en eso se ha gastao… pero desglosando
el misterio, esa palabra viene compuesta de tres mensajes:
par, que quiere decir dos (igual que la sílaba final) ti, que
es un pronombre personal de segunda persona apersonada
y dos que es lo mismo que par pero con otras letras, por lo
que toda la palabra completa significa (o cognifica) dos
personas que son un par… tidos… tidos de difle… es que
estoy un poco acataddado… acatado no, porque no acato
mucho ya… antes cuando un viejillo chocheaba decían que
ya no acata… ahora dicen que lo que tiene es alzheimer… yo
creo que es que en realidad nunca había acatado nada… es
que ahora le ponen más atención, claro como a uno solo le
dan importancia ya cuando no vale la pena… yo no, a mi no
creo que me vaya a dar esa enfermedad ¿Cómo es que se
llamaba la enfermedad? se llama así: enfermedaaaad! ah no…
¿de qué estábamos hablando? ah si de los que se parten la
madre trabajando y el gobierno se jarta la plata viviendo como
reyes (bueno… ¿así no ha sido siempre a través de la historia?)
luego dicen que no hay plata para nada y ellos con una panzota
y viajando a gusto por el mundo… la ventaja de todo esto es
que todos esos reverendos que gobiernan el país, están bien
feos, y todavía quieren que me desviva por la política… no me
joda, no, nada mejoda todo empeoda (ez que zigo con gdipe)…
pero ya por fin no expliqué nada de lo que quería explicar,
ya por lo menos pasó eso de la romería, donde lo más relevante
fue que dejaron un montón de perros botaos… tras de que se
los trajeron caminando a los pobres sin tener nada que ver
con las promesas que hacen los incautos, aprovecharon que
se acostaron a descansar para salir huyendo multiplicando
así la cantidad de perros callejeros en Cartago… igual, parece
que la virgencita se encargará de ellos… y ya me voy porque
tengo tanto que hacer que me tengo que partir para abarcar
el cerro de papeles y deberes que me tocan



24/2/17

El “Chunchereco” Del Tiempo (¿Última Parte?)

El “Chunchereco” Del Tiempo (¿Última Parte?)

-Se chuncherequió el chunche…
-Se jodió el coso…
-¿Y ahora que hacemos?
-Yo que voa saber, usté es el eisperto…
-Pero Ruperto no vino…
-¿Cuál Ruperto?
-El de recursos humanos
 No se sabía quién decía cada línea, pues estaba todo oscuro
al parecer, habían manipulado (yo he comido maní salado,
maní garapiñao, hasta maní encascarao… pero nunca maní
pulado) mal el artefacto, que de ipsofacto echó chispas y
se apagó… dejándolos en la más completa oscuridá oscura
-No funciona- insistía Ramiro
-Pues dele un tortazo como esos que le pega a la compu
cuando se le pone en negro el monitor
-Ya, lo he golpeado varias veces y no anda… me da miedo
esbaratarlo…
-Deme acá…
 Y Jorge agarrándolo contra el supuesto suelo lo azotó
hasta que echó mas chispitas…
-Lo que yo me pregunto es ¿Dónde estaremos?- dijo Ramiro
-Y llevamos varios siglos sin comer, se nos pasó la hora de
almuerzo… hasta nos perdimos la chicharronera de Roma
cuando tostaron a los cristianos…
-¿Los seguidores de Cristina?
-No no, los seguidores de…
 Y en eso, el chunche alumbró… alumbró la estancia donde
se encontraban, era una especie de habitación muy amplia
de la que no podían verse los límites pues la blancura que
proyectaba deslumbraba la vista, ya saben, como esas que
siempre aparecen en las películas…
 En eso aparece un ser, vestido con una toga al estilo nudis…
digo, budista… el tipo no era muy grande que digamos y
mirando a los recién llegados (bueno, ni tan recién: llevaban
varias horas ahí) les dijo:
-Ustedes han roto el natural desarrollo del continuo espacio
tiempo.
 Jorge y Ramiro se asustaron muchísimo, quien sabe en qué
embrollo se habían metido y no pidieron permiso en el
trabajo… y menos a sus esposas (a las suyas no, lector, a las
de ellos)
-Pero les diré algo- continuó el extraño -son solo unos pobres
principiantes, yo soy el amo del tiempo, infalible, inescrutable
invencible, imposible de engañar, todopoderoso y omnisciente
(lo que pasa es que ese chunchereco que tienen ustedes se me
había perdío en un descuido)
-¿Lo podrá reparar, señor? preguntó tímidamente Ramiro
-A ver- dijo el pequeño anfitrión tomando el maltratado
artilugio y revisándolo
Luego de un rato de batallar anunció:
-Yastá… era que se le había metido una cucaracha y le quemó
la fuente de poder.
-Con razón olía tan feo, yo creí que habíamos llegado al mismo
infierno- dijo Jorge
-¿Al mismo, qué, hay otro?- dijo Ramiro
-Por cierto, mi nombre es Tufemo
-¿Tu enfermo? ¿cómo?
 Tufemo puso los ojos en blanco al estilo de Tony Stark en los
memes…
-Eso no importa, ahora lo que debemos hacer es intentar
devolverlos a ustedes a su tiempo de origen ¿de cual año
vienen?
-Yo llegué hasta octavo de preparatoria- confesó Ramiro
-Y yo saqué noveno, pero no pude estudiar más por falta
de presupuesto- dijo Jorge
-O por falta de cerebro- les increpó Tufemo
-Ya sabía yo, que mi mamá no me decía toda la verdad…
-¡Bueno, ya! vamos a utilizar este enorme avance tecnológico
y científico para realizar el viaje… ahora, unos pases mágicos…
-¿Y si mejor viajamos al futuro?- sugirió Jorge
 Todos se quedaron pensativos… hasta que Tufemo dijo resuelto
(suelto dos veces):
-No… esto implicaría una cuarta parte y ya el autor no tiene ni
puta idea de qué más escribir.
 Y los devolvió a la aburrida oficina de donde habían salido, para
que se ganen el pan de cada día como usté o como yo (y si no
como yo, me quedo con hambre)
Habrán notado que a esta historia le falta una parte (o varias (las
esposas de los ovarios)) pero eso queda para una secuela-precuela
y hacer igual que “Rogue Güan” saber qué pasó en determinado
lapso de tiempo  (o sería mejor no saber)