Mostrando entradas con la etiqueta medicina. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta medicina. Mostrar todas las entradas

15/3/18

Tríndomes y Sanstornos


Tríndomes y Sanstornos

 Un sanstorno es la manía de escuchar a Alejandro Sans…
aún no entiendo como se creyó él mismo que podía cantar…
un tríndome sí no sé lo que es… pero he venido escuchando
y leyendo, más que todo, de ciertos aspectos que aquejan a
los seres humanos en cuestión de “pisicología” (la ciencia
estudia a los de signo piscis) existen cantidad de loqueras
diferentes, y la gente piensa que el trastornao es uno (o dos)
desde agorofobia (que es miedo a Goro el de “Muertel Comba”
supongo….) hasta el trastorno obsesivo compulsivo, yo creo
que he pasao por casi todos… me he descubierto acumulando
de todo (menos fortuna, por supuesto) una vez tenía en el
escritorio como cincuenta mil cajitas de helado… y ya no me
cabía... la pila de papeles que igualmente inservibles resultan
en el diario accionar… que para eso es un escritorio, no como
su nombre lo dice, para escribir... si no para guardar los
documentos que uno ya nunca más va a volver a ver… bueno
uno hace eso para que el cliente piense que se va a procesar
su caso, pero es para que se vaya tranquilo y después tirar
su cuita al basurero… pero se me olvida y ahí queda en el
fondo de una gaveta, un escritorio también sirve para dejar
la susodicha gaveta abierta y cuando se agacha, pegar la
gaveta en la gaveta… otro problema que tengo es déficit
atencional… dicen que no hay que llamarlos problemas
porque ahora como todo mundo se ofende… yo no, para
mi si es un problema y lo tomo como tal (como tal por cual)
¿de qué les hablaba?... ya me ha dado paranoia (siendo para
otro…) paradojas, claustrofobia, esquizofrenia, autismo,
paludismo… síndrome de “este-colmo” y muchas otras
que no voy a mencionar aquí (ni en ningún otro lado) pues
ni siquiera tienen nombre (porque no las han descubierto,
como no me gusta ir donde los médicos…) soy disléxico
(lo habrán notado por el título) tengo un tío con hipo… ah no, 
hipocondríaco…(aunque es pior el hipo) una vez me dio hipo
durante una semana, dicen que ha habido personas que les
da hipo por años, imagínense tener hipo durante cien años…
quizás que se muere uno… el trastorno obsesivo compulsivo
es verdaderamente jodido, como es tan largo (el trastorno)
se le denomina TOC y hubo un tipo que cuando llegaba a una
casa tenía que TOCar la puerta exactamente ciento diecisiete
veces… se sometió a terapia (mil sesenta y cuatro pias) (ya
estoy quemando ese chiste) y logró mejorar, ahora solo toca
la puerta treinta y cinco veces antes de parar… ¿Qué pasaría
si la persona que estaba adentro le abría antes de cumplir con
la cueta… cuita… culota… cuota!! ¿? se formaba un agujero
espacio-temporal en un universo alterno, que no afectaría a
este por suerte… al que le afectaría sería al tipo que le darían
un sopapo en la jacha por necio, con esto de los síndromes
y trastornos yo no tengo problemas… (solo que soy un poco
bipolar…) pero no se preocupen, no a todos les pasa (o es
que ya todos están contaminaos) igual nos va a llevar el
carajo cuando quede “Fra-vicio predisente” y tengamos que
avocarnos a sus caprichos… ramacheka tamalatonta para
todos!!



27/2/18

Profesiones


Profesiones

 Y como para que existan “profesionales” debe haber una
profesión que profese (esto me suena a que va a rebuznar,
digo redundar (bueno, rebuznar también)) me dediqué a
pensar en las distintas profesiones que hay, pero solo a eso
me dediqué y casi me da un derrape… que diga, un derrame
me encontré desde ingenierías y sus múltiples ramas hasta
medicina y sus millones de acepciones (y decepciones)
que abogados, que arqueólogos, que politólogos, que físicos
que flacos… arquitectos, por cierto, ustedes sabían que un
arquitecto es aquel que no fue lo suficiente hombre para ser
ingeniero ni suficiente gay para ser decorador de interiores?
(sin ánimos de ofender… (bueno, sí, con ánimos)) hay de
todo, para todo lo que fue inventado, existe un profesional
en la materia, hasta para cosas tan específicas como un país
pero es un tanto discriminatorio que habiendo egiptólogos
no hayan, digamos… “estadosunidostólogos” ni de otros mas
difíciles de pronunciar como “bophutatswanatólogos” (oh oh
creo que acabo de decir una mala palabra intercalada…)
mi pregunta es: un “o-culista” qué hace? una terapeuta, son
1064 gigapeutas?… y así… hace mucho tiempo (casi desde
el principio) escucho que hablan de una tal profesión que
es la más antigua del mundo ¿por qué? ¿Cómo saben que
es tan antigua? ¿acaso es la arqueología? ¿acaso será la
filosofía? porque me niego a creer que sea la prostitución
paso a pensar que más bien podría ser la ociosidad… luego
vino la cacería y la agricultura… pero de que la putería sea
el primer negocio quiubo no me lo trago (no, ni eso, ni nada)
por una simple y sencilla razón: primero hubo que ganar
divisas en otro sector, antes de ir a tirarlo con las mujeres
de la vida alegre… (¿estoy asumiendo que esa profesión
es exclusiva de mujeres?... sí! y no me interrumpa) entonces
pudo ser que antes de eso tuviera que inventar el fuego y
remunerarlo para luego darme algún que otro gustillo por
ahí y ya darle el lugar a la “profesión más antigua del mundo”
o esa frase puede haberse desvirtuado, pues también he
visto que dicen “la profesión más vieja del mundo” tal vez
devino de “la profesión de las viejas del mundo” (ven que
sí es solo de mujeres?) ojo, ojo las piedras… pero esto son
solo especulaciones (que se despeca el cul…pable) sin
ton ni son… hoy por hoy (igual cero) y dos por dos… cinco
estamos plagados de profesiones que atiborran el mercao
y no sabemos como deshacernos de ellas, lo pior es que
no queremos… (bueno, yo si quiero) porque hay muchas
que yo no he llegado a entender: etnólogo, enólogo,etólogo,
etílico… ni idea qué pu… tadas hacen…el asunto es que
buscando entre el pasto… digo, vasto océano de internec
me encontré con la verdadera primera “porfesión”: