Mostrando entradas con la etiqueta dinero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta dinero. Mostrar todas las entradas

30/3/17

Para Vivir Hay Que Pagar

Para Vivir Hay Que Pagar

Harto ya de la frasecita “El dinero no da la felicidad” o “el
amor no se compra con dinero” me di a la tarea de analizar
e investigar eventos referentes al caso (no es cierto, solo
se me ocurrió el título y lo estoy “desenrollando”) pero he
llegado a la conclusión (o sinclusión) de que si querés vivir
tenés que pagar… desde que uno nace, ya trae consigo (o
sin sigo) su parte de la deuda externa, que dicho sea de paso,
no llegará a cancelar (por lo menos perceptivamente) nunca
sin embargo (con embargo también, pues hipotecas todo)
conforme (o sinforme) va creciendo adquiere cada vez más
chucherías para sobrevivir en este mundo material, que
cuestan plata… ya sea a los padres cuando no se puede ni
amarrar los cordones de las patas… como cuando empieza
uno a buscar algún empleo de unas horas para financiarse
a medias los estudios (y las medias (y las enteras (pero ya
cuando las enteras, te huyen…(lo cual es una ventaja))))
a como está todo solo falta que te cobren por respirar, ahí
la solución sería dejar de respirar, todo es dinero, todo, lo
insisto: todo! la salud es un negocio (más bien la enfermedad)
incluso la misma pobreza es un negocio, gente que no
trabaja con tal de seguir siendo pobres para que otros les
ayuden y se queden mas pobres que ellos… médicos que
te hacen realizarte miles de exámenes que no son nada
baratos, para decirte que padeces algo que no se cura si no
tienes con qué pagar, mejor no me hubiera hecho los exámenes
así no gasto en exámenes y no me doy cuenta de que si no
tengo plata, no tengo cura… y todos tranquilos, igual, para
un par de años que es lo que se la alargan (la vida) publicidad
por todas partes ofreciendo una felicidad ficticia, que si fumas
te sientes bien, que si tomas te sientes superior, que si te
drogas… te sientes Batman… todo se trata de pagar y sentir
sentir y pagar, yo lo siento mucho, pero no pago… si no que
lo diga cierto indio-viudo… que diga, individuo que viene a
lanzarse de presidente luego de que se jartó todo el platal que
se robó y se burla de un país adormecido por los viles asaltos
que ha sufrido por parte de gobernantes insaciables, ya no
prometiendo esto o aquello si no recurriendo a la vulgaridad
y la mofa (y si uno se mofa es porque nuanda parafuas) con
estupideces acerca de sus glándulas gónadas, que a pocos le
interesan… al país no le hace falta presidentes con huevos, si
no con mucha plata para que no necesite robar más (pero
qué digo? si ni así se conforman…) en fin, yo pago por poco
y voy a los centros de beneficencia a ver qué les sobró…
alguna camisilla o pantalón les queda siempre y así, no aporto
al consumismo y su monstruosa garra… en cuanto al internec
pues… no hay de otra: si querés vivir tenés que pagar… y
hasta cuando te morís, es un dineral del demonio que deben
desembolsar (tus dolientes (si es que te quedan para entonces))
para aparentar la pompa (por algo se llama “pompa fúnebre”)
de que te querían y no quedar mal con la sociedad, acto
totalmente vano en sí, a mi que me envuelvan en un saco
y me tiren en algún volcán ¿se podrá pedir eso? espero que
sí… no! no! esperen!! pero no era ahora mismooo!! 


13/8/14

Como No Evitar Una Catástrofe Económica

Como No Evitar Una Catástrofe Económica

 Atendiendo múltiples pedidos (no… no me metí a trabajar
en Mcdonalds) hoy les traigo una serie de consejos para que
usté, amo… de casa o señora empresaria, público en general
pueda disponer de sus habilidades “gastatorias” sin el menor
remordimiendo. Antes quisiera (y lo voy a hacer) acotar (acotar
es hacer mas “coto”) (mas-coto, el esposo de la mascota que
es lo contrario a la mas-laga) Pero bueno… ¿qué les estaba yo
diciendo? Ah, si, en anteriores guías les he dado consejos de
como ahorrar, por ejemplo en “Guía del Escaparatero” sin
embargo, esta no fue bien “cogida” –digo- acogida… y no sé
porqué. Entonces sin deseos de vengarme (bueno, si, con unos
deseos (de vengarme)) es que les traigo hoy esta guía 100%
efectiva, ya que yo sé que los estimados (y muy-timados)
lectores se dejan la vida buscando guías y todas resultan
falsas e inconsecuentes, claro, la mayor parte del tiempo lo
que se busca es evitar una catástrofe, en este caso, yo siendo
más sincero, puedo decirles como no evitarla, ya que en eso
si soy un experto (que antes era perto, pero ya no) y es que
en un país, donde los billetes ya no valen, me pregunto yo
¿porqué cada vez hacen de mayor demoni… denimo… de…
valor!? Ya en lugar de bi-lletes, son tri-lletes lo que usamos
(o nos hacen usar) La verdad es que ya me extendí mucho
en la columna para puntualizar los conejos… que diga, los
consejos… Y es que yo cuando escribo siempre me gusta
hacer un cálculo holgado… (de los que utiliza “Holga”…)
En resumen, no hay consejos válidos para nada, porque
cuando más se esfuerza uno en cumplir con lo indicado
más obstáculos se le presentan para interrumpir el debido
proceso, ahora es capaz que siguen mis consejos al pie
de la letra (algunas letras tienen pies… otras no) y viene
y les resulta en todo lo contrario, luego vienen felicitándome
por haberles ayudado a ahorrar mucho dinero, cuando la
intención era otra… De todos modos les voy a decir unos
que me han servido a mi (y a otros individuos por ahí)
-Si se encuentra en un bar ingiriendo licor, invite a todos
por igual y deje siempre su cartera (la que tiene el dinero)
olvidada en el mostrador, el maldito bartender siempre
se aprovechará del asunto.
-Nunca reciba el cambio en los lugares donde compra, delo
como propina, aunque el dependiente sea un maldito
energúmeno.
-Pague con tarjeta de crédito en sitios de poca confianza,
tenga por seguro que le copiaran el número y le hackearán
su cuenta para utilizarla en compras de internet a granel.
-Aproveche las promociones… si, así como lo oye: de dichas
promociones y ofertas siempre son productos que usted en
la vida ha usado ni necesita ni siquiera remotamente…
-Cuando vaya a comprar comida, deje unos tres días previos
sin comer, verá como llena fácilmente siete carritos de comida
de todo tipo (ya luego tendrá tiempo de devolver cosas en la
caja porque no puede pagarlas)
-Compre ropa de “marca” pero no de marcas de cerveza: Pilsen,
imperial, bavaria… si no: “Nyke” “Rivok” “Filla” “Pumma” que
te las venden carísimas y obviamente son chinas… digo, falsas
 Si así con todo no logra el descalabro económico de su fortuna,
escríbame un correo y le doy mi cuenta bancaria (claro, que
por andar dándola (la cuenta) ya me la han limpiado varias
veces…(la cuenta))