Mostrando entradas con la etiqueta vivir. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta vivir. Mostrar todas las entradas

30/3/17

Para Vivir Hay Que Pagar

Para Vivir Hay Que Pagar

Harto ya de la frasecita “El dinero no da la felicidad” o “el
amor no se compra con dinero” me di a la tarea de analizar
e investigar eventos referentes al caso (no es cierto, solo
se me ocurrió el título y lo estoy “desenrollando”) pero he
llegado a la conclusión (o sinclusión) de que si querés vivir
tenés que pagar… desde que uno nace, ya trae consigo (o
sin sigo) su parte de la deuda externa, que dicho sea de paso,
no llegará a cancelar (por lo menos perceptivamente) nunca
sin embargo (con embargo también, pues hipotecas todo)
conforme (o sinforme) va creciendo adquiere cada vez más
chucherías para sobrevivir en este mundo material, que
cuestan plata… ya sea a los padres cuando no se puede ni
amarrar los cordones de las patas… como cuando empieza
uno a buscar algún empleo de unas horas para financiarse
a medias los estudios (y las medias (y las enteras (pero ya
cuando las enteras, te huyen…(lo cual es una ventaja))))
a como está todo solo falta que te cobren por respirar, ahí
la solución sería dejar de respirar, todo es dinero, todo, lo
insisto: todo! la salud es un negocio (más bien la enfermedad)
incluso la misma pobreza es un negocio, gente que no
trabaja con tal de seguir siendo pobres para que otros les
ayuden y se queden mas pobres que ellos… médicos que
te hacen realizarte miles de exámenes que no son nada
baratos, para decirte que padeces algo que no se cura si no
tienes con qué pagar, mejor no me hubiera hecho los exámenes
así no gasto en exámenes y no me doy cuenta de que si no
tengo plata, no tengo cura… y todos tranquilos, igual, para
un par de años que es lo que se la alargan (la vida) publicidad
por todas partes ofreciendo una felicidad ficticia, que si fumas
te sientes bien, que si tomas te sientes superior, que si te
drogas… te sientes Batman… todo se trata de pagar y sentir
sentir y pagar, yo lo siento mucho, pero no pago… si no que
lo diga cierto indio-viudo… que diga, individuo que viene a
lanzarse de presidente luego de que se jartó todo el platal que
se robó y se burla de un país adormecido por los viles asaltos
que ha sufrido por parte de gobernantes insaciables, ya no
prometiendo esto o aquello si no recurriendo a la vulgaridad
y la mofa (y si uno se mofa es porque nuanda parafuas) con
estupideces acerca de sus glándulas gónadas, que a pocos le
interesan… al país no le hace falta presidentes con huevos, si
no con mucha plata para que no necesite robar más (pero
qué digo? si ni así se conforman…) en fin, yo pago por poco
y voy a los centros de beneficencia a ver qué les sobró…
alguna camisilla o pantalón les queda siempre y así, no aporto
al consumismo y su monstruosa garra… en cuanto al internec
pues… no hay de otra: si querés vivir tenés que pagar… y
hasta cuando te morís, es un dineral del demonio que deben
desembolsar (tus dolientes (si es que te quedan para entonces))
para aparentar la pompa (por algo se llama “pompa fúnebre”)
de que te querían y no quedar mal con la sociedad, acto
totalmente vano en sí, a mi que me envuelvan en un saco
y me tiren en algún volcán ¿se podrá pedir eso? espero que
sí… no! no! esperen!! pero no era ahora mismooo!!