Mostrando entradas con la etiqueta cupido. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cupido. Mostrar todas las entradas

14/2/14

De Cupido y Otros Diablillos

De Cupido y Otros Diablillos

 Hace tiempos que no retomo el tema, porque siempre se me olvida
cuando llega este nefasto día de burlarme de él, estoy tan ocupado
intentando “insocializar” que se me va por alto (o por bajo) este tan
trillado hecho, lo más importante y lo que quiero decir, lo voy a decir
“diuna” vez es que esa patraña del san Valentín no existe… a lo largo
de lo que he averiguado (convenientemente) se sabe que los santos son
todos una estafa y si todos lo son, ¿porqué iba a tener algo de crédito
este que es el más ridículo de todos? La gente no aprende, y ahí van
ese montón de incautos con los ojos en forma de corazoncito y con
florecitas y chocolatitos para sus amigos y queridos, porque ese es el
principal problema de esta absurdez: que el comercio se aprovecha
de esos cerebros atrofiados y cegados por esa mezcla de hormonas,
feromonas e instintos primitivos llamado “amor” y se apela (se “apela”
el rabo) a la necesidad de quedar bien con Suser… (que raro se llama)
ah no: con su “se ramado” (que tiene ramas) su ser amado! Es que con
estas abreviaciones y el “completado automático” de los nuevos
“discapacitados” que diga, dispositivos, se me hace difícil escribir, lo
extraño es que no utilizo estos chunches modernos para escribir: sigo
haciéndolo en mi vieja PC (escribir) Ahora que hay algunas preguntas
que aún quedan sin respuestas… y viceversa, eso de que el tal (es)cupido
ande en pañales se debe a que siempre la caga cuando tira sus flechas
¿La relación San Valentontín-Cupido, es la misma que Papá Noel-San
Nicolás? me pregunto yo… ¿Cómo es? Todo el mundo celebra ese día
pero el dichoso Cupido no es un dios griego? ¿o qué carajos se supone
que es? ¿un ángel, un querubín? ¿un sátiro? ¿o un tarado escapado de
un manicomio a culo pelado? (a culo pelado él, el manicomio no (bueno
también)) Este día resultó peor porque cae viernes y hay una lunota
llena acorde con los deseos lujuriosos de las parejas de humanos que se
dedican a este mal llamado arete… (no, arte, estaba pensando en los
regalos) por cierto, que el otro día les iba a comentar algo de los regalos
cosa que no me gusta para nada, pues hay que recorrer media ciudad
para comprar algo y nunca se sabe ni qué rayos es… y cuando ya lo has
conseguido, resulta que está apartado (allá en un rincón el pobre) o si
logras comprarlo, lo mas seguro es que no sirve y tiene garantía de tres
días… los que tenías programado guardarlo, mientras lo entregabas a
su destinatario, el (o la) cual al recibirlo va a hacer cara de “¿eso? Que
corrientada!” (no confundir con correntada) Y en fin, hoy me dedicaré
a intentar soportar a los humanos que intenten felicitarme por este día
de la amistad y de amor… si, claro… y ya sabe: si necesita una motivación
un consejo, una palabra de apoyo… haga el favor y no me moleste…